Páginas

4 abr. 2014

Universitic señala los importantes recortes en inversión tecnológica existentes en las universidades españolas


Hoy, aunque sea de "tapadillo", hemos podido ver en los medios de comunicación algunos datos del Informe UNIVERSITIC 2013 (publicado en diciembre de 2013 y presentado ahora). Este estudio ha sido desarrollado por la CRUE y el equipo gti4U.
Para mí los más llamativo del informe y de las informaciones relacionadas es que:
  1. La media del gasto en TIC en las universidades españolas es de un 3,27% del presupuesto global, lejos del 5% que recomiendan diversos estándares internacionales.
  2. La CRUE indica una caída del presupuesto para formación del personal de un 20% respecto al pasado año.
  3. El número de técnicos ha disminuido un 11% en los últimos 3 años.
  4. Un 20% de las aulas universitarias todavía no tienen equipamiento básico, no cuentan con una conexión a Internet ni con un proyector multimedia.
  5. En 2013, el presupuesto destinado a TIC en las universidades españolas es de 194 euros/alum@.
Estos cinco puntos para mí son esenciales. Con ellos se demuestra que no hemos avanzado en la integración de las TIC dentro de nuestras universidades.
En el mejor de los casos seguimos haciendo usos superficiales de las TIC y se ha abandonado (algo totalmente contraproducente) la formación del personal (profesorado e investigadores- PDI- y gestores- PAS-) para que pueda hacer uso tanto pedagógico como técnico de las TIC, es decir para que las integren en su actividad profesional.
Además comprobamos que no se han desarrollado servicios de apoyo al profesorado (no sólo de solución de averías) que faciliten la integración de las TIC en nuestras universidades, gracias al asesoramiento y desarrollo de los recuersos que investigadores y docentes requieren.
A este respecto y para ilustrar el estancamiento al que me refiero me atrevo a sintetizar dos conclusiones recogidas en mi tesis doctoral (defendida en 2008) para que contrastar las indicaciones con la realidad que hoy dibuja UNIVERSITIC 2013:
  • Existen deficiencias en la integración de las TIC en la universidad, especialmente en la docencia. Hay una integración superficial de las TIC (se utilizan para usos básicos como buscar y presentar información o comunicarse) y NO para el desarrollo o promoción de aprendizajes colaborativos, la difusión científica, la virtualización de la enseñanza o realizar la evaluación del alumnado.
  • Las universidades requieren del desarrollo de planes institucionales que favorezcan la integración de las TIC. Estos planes tendrían que tener como ejes la extensión y consolidación de la infraestructura tecnológica existente, promover el desarrollo de servicios de apoyo (técnico y pedagógico) que facilite al profesorado universitario de desarrollo e integración de las herramientas tecnológicas que necesita y ampliar la inversión en formación del profesorado universitario, desarrollando programas formativos funcionales (de carácter aplicado, no sólo técnicos) y adaptados a sus necesidades.
Luego es llamativo comprobar como a pesar de los esfuerzos y la percepción generalizada existente en.
  1. Gestión; El 20% de los procesos de gestión continúa sin estar informatizado. Un 60% de las universidades no dispone en su sede electrónica de herramientas para poder realizar sugerencias, firma de actas o facturas electrónicas
  2. Accesibilidad; El 20% de los campus españoles no han alcanzado el nivel de accesibilidad recomendable en sus páginas Web para las personas con discapacidad.
  3. Investigación; Un 33% de las universidades no dispone de una aplicación informática que permita gestionar o informar acerca de eventos científicos (Congresos, Jornadas,...). Aproximadamente el 33% de los grupos de investigación NO tienen una web, blog o similar en la que se de divulguen los resultados de sus investigaciones.
  4. Virtualización: De las 1.230 salas de videoconferencia existentes en las universidades españolas, aproximadamente el 50% pertenecen a la UNED (universidad a distancia que requiere de estas salas), por lo que si se excluyen las pertenecientes a la UNED, el ratio restantes es de 10 salas de video-conferencias por universidad.
Por si estáis interesados en leer más sobre el tema (lo dudo después de este memorándum jajajaja) dejo una serie de enlaces para que os informéis y saquéis vuestras propias conclusiones:
Saludos