Páginas

24 may. 2008

Otra sobre el estado acual de la investigación en nuestro país

Bueno, hoy nos toca hacernos eco, otra vez más, de la vergonzosa situación que tenemos que sufrir en la octava potencia económica mundial para llevar a cabo investigación dentro de las universidades (que es donde mayoritariamente se desarrolla).

La nota de prensa enviada desde la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI)el pasado 21 de mayo de 2008 (alguien ha visto alguna publicación al respecto??) trata de destapar la oscura realidad en la que se ven envueltos multitud de jóvenes investigadores que intenta desarrollar su carrera dentro de España.

Con la pregunta sobre ¿Cómo contar a quienes no existen? la FJI introduce el estudio que han llevado a cabo en nuestro país sobre los investigadores "sin papeles" existentes en España. El título del estudio "Investigadores sin remuneración regulada. Los más precarios entre los precarios" deja bastante clara la realidad que viven multitud de jóvenes investigadores que se dedican a investigar sin un sueldo regulado por un contrato laboral o un programa específico de ayudas predoctorales.

Según los datos obtenidos en este estudio, el porcentaje de personal investigador sin remuneración regulada (ISRR) podría estar entre el 8% y el 10%. Este colectivo ejerce su
trabajo, a dedicación completa, en condiciones de total desprotección (pues oficialmente no existe) y no percibe un salario por su trabajo. Asimismo, se ha detectado una mayor
concentración de personal sin remuneración regulada en las etapas iniciales, con una
preocupante mayoría de mujeres entre los afectados.

Parece que en pleno s.XXI hay mucha gente que considera normal que se desarrollen trabajos de forma gratuita dentro de instituciones de investigación que buscan la excelencia y la calidad en sus procesos y productos.

El porcentaje de ISRR desvelado por este informe es preocupante especialmente cuando en reformas legislativas como el Estatuto de Personal Investigador en Formación -Estatuto del Becario- son expresamente excluidos de su ámbito de aplicación (ver Art.2 del EPIF).

La existencia de esta masa de ISRR refleja una grave deficiencia en el sistema de investigación español y denota la ausencia de una estructura de carrera investigadora profesional en nuestro país.

En la línea de trabajo llevada por la FJI en sus estudios, el informe no se queda en la mera denuncia de los hechos, sino que adelanta una serie de propuestas que se verán completadas cuando se finalice el análisis cualitativo que la Federación se propone acometer a continuación.

En resumen, la FJI solicita el diseño de una carrera investigadora lógica, coherente, que facilite la conexión entre una etapa y otra, para que los períodos de vacío en los que actualmente se observa mayor número de ISRR se eliminen.

Por sorprendente que parezca, en la llamada "Sociedad del Conocimiento", el colectivo de investigadores sigue padeciendo situaciones discriminatorias propias de épocas pasadas.

Y cómo dice un compañero ya sólo me quedan 7 días para la "jubilación"... y luego qué??... un nuevo ISRR.....???

No hay comentarios: