Páginas

4 abr. 2006

La Educación de los mil espejos

ISABEL CANTÓN MAYO
CATEDRÁTICA DE DIDÁCTICA Y ORGANIZACIÓN ESCOLAR
(PUBLICADO EN LA TRIBUNA DE OPINIÓN DEL DIARIO DE LEÓN EL 2 DE MARZO DE 2006)

Las revueltas de los estudiantes españoles en los últimos tiempos y su lucha por mantener el botellón, con posturas muy diversas por parte de las administraciones locales y autonómicas, se han saldado con detenciones, heridos y enfrentamientos entre los deseos de mantener el orden y el derecho a la diversión de los jóvenes. Las manifestaciones a favor y en contra se suceden. Para Gustavo Bueno el botellón «Hay que prohibirlo totalmente, pero la cuestión es ¿qué se hace con esa gente y cuáles son las raíces de todo eso? Unos cuantos adolescentes reunidos en la calle, como primates que se juntaban aterrorizados, dándose ánimos mutuamente, quizá por lo que se les venía encima» Frente al orden y a la autoridad, los jóvenes alegan ahorro: «La única diferencia es que yendo de botellón te puedes emborrachar con ese dinero y yendo a un par de pubs simplemente te refrescas y te alegras un poco». A su difusión y convocatoria ha contribuido de forma importante el tratamiento que han dado al tema los medios de comunicación situándolo en llamativas portadas.
Mientras tanto, en la vecina Francia los jóvenes también están haciéndose oír, pero con una notable diferencia de objetivos: mientras los jóvenes españoles reivindican su derecho a la expansión y a la diversión entre nubes de alcohol, los galos exigen al ministro Villepin que elimine el contrato basura de primer empleo para los jóvenes. El disputado Contrato de Primer Empleo (CPE) da a las empresas la posibilidad de despedir sin justificación a los menores de 26 años durante los veinticuatro primeros meses. La manifestación en la explanada de los Inválidos fue antológica, con 24 heridos y 166 detenidos, y se ha extendido a varias regiones francesas. Se ha dicho que es la revuelta «chic» paralela a la experimentada en noviembre pasado en los suburbios de París, donde la calma es tensa aún.
Reflexionando sobre ambas posturas tan distintas y sobre sus consecuencias he recurrido a la metáfora que sigue: Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas se encontró con una puerta semiabierta, y lentamente se adentró al cuarto donde había mil espejos. Para su sorpresa se dio cuenta que dentro de ese cuarto había mil perritos más, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los mil perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los mil perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él. Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para sí mismo: ¡Qué lugar tan agradable. Voy a venir más seguido a visitarlo! Tiempo después otro perrito callejero entró al mismo sitio y entró al mismo cuarto. Pero este perrito al ver a los otros mil perritos del cuarto, se sintió amenazado, ya que lo estaban mirando de una manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir, y obviamente vio como los mil perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros mil perritos le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto pensó: ¡Qué lugar tan horrible es este. Nunca más volveré a entrar aquí!
Los jóvenes españoles y franceses han encontrado en la sociedad los mil espejos que les devuelven reflejados lo que la sociedad es; pero ellos también son la sociedad que se refleja. Hemos pasado de una sociedad autoritaria a una democrática aboliendo todos los límites. Mientras los modelos autoritarios tienen bien definidos los valores, la moral y los marcos educativos y sociales, el modelo democrático los construye cada día, hay que hacer los marcos entre todos. En esta fase se ha dado entre nosotros el efecto de gong yendo de un lado al extremo opuesto: de no permitir nada al prohibido prohibir; antinomias pedagógicamente inservibles. Pero eso tiene unas consecuencias que algunas autoridades han advertido señalando, por ejemplo, que el excesivo consumo de alcohol entre los jóvenes es un problema de todos y advirtiendo de que muchos padres no queremos saber cómo se divierten nuestros hijos.
Las posturas de los jóvenes de dos países vecinos son radicalmente opuestas y reflejan las mil caras de dos sociedades diferentes. Nuestra sociedad, al igual que nuestra educación, tan huraña, autoritaria y escasa, ha descubierto de repente la libertad, la alegría y la abundancia y se mira en el espejo, y su reflejo la complace mil veces. Sólo que la alegría de las mil caras optimistas producen debilidad, desconocimiento y falta de hábitos de trabajo en los adolescentes que han hecho que los adultos, padres y profesores se acostumbren a darles a los jóvenes todo hecho, pero no enseñándoles ni acostumbrándoles a luchar para conseguirlo. Salvan la alegría de la infancia pero matan al adulto. Las consecuencias las pagaremos entre todos, pero no podemos pretender que los jóvenes cambien si la sociedad no cambia y si no les permite ganarse las conquistas sociales de cada día y no pone en marcha un código de valores para compartir. «Para vivir el hombre debe actuar; para actuar, debe tomar decisiones; para tomar decisiones, debe definir un código de valores; para definir un código de valores debe saber qué es y dónde está -esto es, debe conocer su propia naturaleza (incluyendo sus medios de conocimiento) y la naturaleza del universo en el cual actúa- esto es, necesita metafísica, epistemología y éticaAyn Rand (Philosophy: Who needs it).

53 comentarios:

toño dijo...

el articulo nos refleja claramente, las distintas inquietudes entre las juventudes de dos paises vecinos.Mientras que unos reivindican el derecho hacer botellones otros reivindican que eliminen el contrato basura de primer empleo para los jovenes. Será que los jovenes españoles están siendo manipulados con el fin de que miren para otro lado y no vean la realidad, como puede pasar en Argentina con el fútbol?? Creo que vivimos en un pais donde nos dan mucha información sobre todo tipo de cosas unas influenciadas por unos partidos políticos y otros por otros, por lo que al final creo q elegimos nosotros. Eso es lo que me preocupa q elegimos protestar por el botellon, en vez de por los precios de las viviendas, la espera en hospitales, la falta de trabajo.... tal vez la cultura de los franceses sea emanciparse antes y por eso les immporta tanto, tal vez nuestro pqueño problema lo tengan resuelto o asumido.
En cuanto al sentirme reflejado en la sociedad, pues es dificil depende en que aspectos, en el de consumista puede que si en el que venden de alcoholicos conductores pues igual no....Creo que dependiendo del grupo en el que te muevas serás influenciadod en una forma o de otra, tendrás unas inquietudes o perpectivas de futuro distintas.
También queria reflejar como el articulos no comenta como pasamos de dictadura a libertinaje, si digo libertinaje no libertad,exisisten los dos extremos los que no llegan y los que se pasan, esto lo podemos aplicar a la educación en general, tanto en la universidad, familia..como a la hora de entender los derechos y deberes que tenemos.
Por otro lado queria decir que no estoy de acuerdo con que la sociedad tenga que cambiar a los jovenes(si nosotros vemos las cosas)tenemos que ser nosotros la que cambiemos a la sociedad, me explico. un alumno de universidad, si quiere cambiar la educación primero tiene que entrar en ella y luego intentar cambiarla, es decir primero tragar con lo que el sistema dice y luego a portar a los nuevos nuestra forma de ver las cosas.

eZelChe dijo...

Buenas! Primero pedir disculpas a los compañeros que vean que no se pueden escribir comentarios anonimos como dije en clase pero las reclamaciones al buzon de sugerencias de Roberto que es el que no los permite...xD

Sobre el texto a mi me gustaria realizar una critica principal y esencial: no se pueden comparar dos grupos sociales de diferentes paises o Estados sin antes analizar sus raices culturales, ya no digo de hace siglos y siglos, sino mucho mas proximas.

La juventud francesa no solo esta formada por jovenes de antepasados franceses sino que un buen porcentaje de los jovenes franceses son hijos, de hijos, de hijos de inmigrantes, en su mayoria de antiguos colonos venidos a Francia. Durante lo ultimos años estos jovenes de pasado inmigrante se quejan de falta de recursos y oportunidades, para ello ver recientes revueltas callejeras o bien remontarnos a una GRAN pelicula: LA HAINE (el odio), donde explica a la perfeccion esta situacion que estoy comentantando: drogas, falta de estudios, NO TRABAJO, diferencias sociales entre barrios marginales a barrios centricos, marginacion a causa de condiciones raciales y un largo etcetera. De esta situacion extraer el PORQUE en las pasadas primarias la extrema derecha obtuvo grandes resultado obligando a una segunda vuelta entre Le Pen y Chirac.

Por contra, la juventud española esta formada en su mayoria por hijos de familias de tradicion española. Nosotros - estudiantes y profesor, al que le consideraremos joven.., :P - mayoritariamente tenemos como padres a gente que tuvo que vivir reprimida 40 años, en el 75 con la muerte de Franco a nuestros padres se les abrio un horizonte para ellos desconocido, de vivir en condiciones pesimas en relacion a otros paises europeos se paso en 10 años a vivir muy equiparablemente a ellos, fue entonces cuando nacimos la mayoria de nosotros(decada de los 80). Con una sociedad recien salida de la miseria, y lo que es mas importante, de la represion social, cultural e ideologica.

Una vez analizadas las posiciones de ambas juventudes, ya nos podemos imaginar las respuestas a todos los puntos que toca el articulo.

Los jovenes franceses salen a la calle contra el CPE, porque una gran mayoria ni siquiera tienen la "E" y tienen visos de no tenerla nunca como han visto desde pequeños en sus casas. Motivos raciales dicen ellos, yo ademas añade falta de posibilidades. ¿Como no van a salir en esta situacion a protestar a la calle?

Los jovenes españoles han visto en su casa desde pequeños una economia familiar siempre en auge, con todo tipo de facilidades, con una escolarizacion de casi el 100%, con un porcentaje altisimo de universitarios, y con unos visos de futuro. Asi pues, nuestra mayor preocupacion es que haremos el jueves, si compraremos Kalimotxo o si mejor esta semana bebemos Whisky o Ron. Creemos,- quizas erroneamente, o quizas no - que esta sociedad y este sistema nos reserva un buen puesto en nuestro futuro laboral.

Por lo tanto, el fondo de la cuestion - creo - que es un problema de "conciencia social", y de "cultura de esfuerza y trabajo". Creo que aqui, para los jovenes en el sistema educativo todo son facilidades, y ahi esta el error. No se crea una conciencia de esfuerzo, y eso mezclado con las facilidades economicas pues nos da el resultado que tenemos, nula conciencia social, nula capacidad de trabajo.

Tambien queria tocar el tema de la manipulación informativa, otro de los grandes problemas de esta sociedad, aunque aplicado a este texto para mi no es el problema de fondo, - este ya lo comente anteriomente -. "Los medios de comunicacion en democracia cumplen la misma funcion que las armas en dictadura", no se si estareis de acuerdo o no con esta frase, en lo que si que estareis de acuerdo es en la funcion primordial que los medios cumplen en esta sociedad, sesgando las noticias, manipulando la verdad y repitiendo mentiras una y mil veces para asi INTETAR convertirlas en verdad. En España ha pasado con el tema de los Macrobotellones, desde dos dias ANTES abrian telediarios y copaban portadas, ¿asi como no van a acudir riadas de jovenes a los macrobotellones?. OJO! No digo que los jovenes hagan botellon por la mal informacion, sino que esas concentraciones en concreto fueron de tan amplitud por la cobertura mediatica que se las dio DIAS ANTERIORES a que se producieran, y que con otras convocatorias que hay, no se le dan: convocatorios contra el alto precio de la vivienda, contra la probreza, contra los despidos masivos, etc, etc... Y si globalizamos este poder que tienen los medios, encontraremos respuestas a muchas de nuestras preguntas a cerca del funcionamiento de este sistema.

Y por ultimo comentar el ultimo apartado del comentario de "toño", yo estoy de acuerdo tanto con el, como con la articulista. Y es que ni la Sociedad debe cambiar al joven, ni el joven a la sociedad, sino que debe ser un proceso mutuo, ya que tanto el joven interactua con el resto de la sociedad, como la sociedad con el joven y si realmente queremos cambiar las bases de algo tan importante como la Educacion, debemos cambiar todos a la vez y en un proceso progresivo.

Vaya vara he dado. xD Me gustaria que quienes noe sten de acuerdo conmigo me rebatieran y asi crear una especie de debate bloggeriano, :O.

Un saludo,

Ezequiel Blanco

vlominck dijo...

Pues a mi entender en las sociedades actuales estoy de acuerdo con lo que dice al final del texto pues se pasa de permitir todo a no permitir nada y debería haber un termino medio y no siempre hacer todo lo que hace la sociedad pues en España ocurre con un tema como es el botellón (tema lúdico) y por el contrario en Francia las manifestaciones ocurren por un tema de trabajo como es el primer contrato, cosas que se ejemplifican en la metáfora.
En los dos países se les debería dar importancia tanto a lo uno como a lo otro y no solo estar enterado de lo del botellón en España por ser nosotros españoles, sino tener una visión global que sea igualitaria hacia todos los puntos de la sociedad, y que si nos importa el botellón pues estará bien pero que del mismo modo le demos tanta importancia o mas al primer contrato y no que pasemos de ese tema por ser jóvenes y estar estudiando pues en breves llegaremos a ello.

Lo que si es claro es que si nosotros queremos, nos podemos enterar tanto de lo de los botellones como de los contratos pues los medios de comunicacion unos mas y otros menos informan de todo,si no nos enteramos es porque no queremos enterarnos

En cuanto a los post anteriores estoy de acuerdo con el primero en que somos nosotros los que tenemos que cambiar la sociedad y no la sociedad a nosotros pues somos nosotros los que tenemos que estar de acuerdo en querer cambiar.

Tambien creo que no se pueden comparar 2 paises que aunque sean vecinos no tienen para nada culturas iguales y por lo tanto formas de pensar diferentes

Victor Juan

Diana Mª Emperador Aller dijo...

Hoy en día los jóvenes estamos influenciados por la sociedad en que vivimos, y por tanto cada uno tomamos una actitud ante ella, a veces reflexionando sobre la misma y en otros casos no tanto o nada; parece que esto último es lo que los medios de comunicación se encargan de mostrar con mayor reiteración, haciendo resaltar problemas que sí tienen importancia para enmascarar o intentar ocultar otros que probablemente la tengan más. O quizás es la manera en que ellos (los medios de comunicación, los políticos...) creen que nos harán tomar conciencia de lo que es importante o no según su opinión. En mi opinión, existe una gran falta de toma de conciencia respecto a los valores de la sociedad actual(por ejemplo, los jóvenes saben que el botellón tiene efectos negativos en la salud y se sigue practicando)y por tanto, la dificultad de saber "traducir" los mensajes de estas personas. El problema creo que reside en el hecho de la necesidad de pertenecer al "grupo", bien sepamos lo que ello acarrea o no, pero sí sabemos que ello nos aporta más facilidades y comodidad ante la sociedad. Quizás sea porque los franceses se interesan más por su futuro, o tienen más voz y “poder”que los jóvenes españoles, o quizás los jóvenes españoles no le dan a esos medios de comunicación lo que quieren: hacer aquello que está "bien visto" por la sociedad y rechazar lo que no. En conclusión no creo que exista una manera de resolver esto, ya que la mentalidad de los jóvenes es muy diferente y tampoco tenemos el "poder" suficiente para hacernos oír, pero creo que la reflexión y toma de conciencia sobre dónde estamos, cómo podemos descubrirlo y qué podríamos hacer (Ayn Rand), es un comienzo para que algún día podamos compartir una idea más o menos común, y sin violencia podamos dialogar para que estas revueltas cesen, aunque para mí, hoy en día es una utopía, pero si no luchamos ni hacemos los posibles por ello, ¿quién lo hará?.
Un saludo.

Carlitaaaaaa dijo...

que pasaaaaaa¡¡¡¡Bueno,he estado reflexionando y opino que estoy de acuerdo con el texto por un lado y desacuerdo por otro lado.
Estoy desacuerdo porque en Francia tienen y viven en una sociedad completamente diferente a la nuestra, por ejemplo:practican deportes que aquí son desconocidos todavía, comen comida completamente diferente a la nuestra, hablan otro idioma....¿por que no iba a ser la educación diferente?
Es otra cultura y otra sociedad diferente en todos los aspectos porque ellos van muy por encima de todos nosotros y no nos podemos comparar(nuestra cultura y ambiente es mejor jajaja) por eso buscamos intereses e inquietudes distintas. Ellos a lo mejor el botellón ya lo han defendido y lo han aclarado y habrán llegado a un acuerdo con el gobierno o con quien sea y por eso tienen otras preocupaciones(que nosotros también tenemos pero en menos medida porque todavía no nos induce directamente), como puede ser la de los contratos basura.
¿Cómo los españoles no nos vamos a preocupar por el botellón si España a lo primero que se quiere igualar a Francia es en el precio de la bebida en vez del precio de los sueldos base?
Por otro lado estoy de acuerdo porque es mucha la diferencia de preocuparse por un problema muy gordo como lo es los contratos basura ya que el trabajo da como quien dice la vida ya que desde mi punto de vista lo que mueve el mundo es la economía, o sea el diero y preocuparse de si van a dejar hacer o no el botellón en mi barrio o lo quitan o lo ponen.....pues deja que pensar algo de los españoles.
Por eso yo me hago esta pregunta: ¿me gustaría saber si cuando estemos en el mismo nivel social y cultural que lo esta Francia en este momento, en que escalón estaríamos los españoles y por qué cosas nos preocuparíamos si el botellón o nuestro futuro de vida:trabajo, dinero, salud...?

MARTA VICENTE dijo...

hola!
En primer lugar creo que es muy complicado comparar a jovenes y adolescentes de distintos países que no tienen nada o muy pocas cosas en comun, mas que nada porque parte de culturas y sociedades completamente distintas. Como bien decia mi compañero Ezequiel, nosotros hemos nacido en un mundo muy bonito en el que nos lo han dado casi todo hecho, incluso tenemos a veces la insensatez de decir "vaya mierda, tengo que ir a la universidad para que mis padres esten contentos", o cosas similares, y esto ocurre porque no somos conscientes de lo que tenemos y de lo que nuestros vecinos en este caso franceses carecen.
De aqui parte la cuestión de que mientras en francia los jovenes de nuestra edad estan luchando por un contrato decente y por un trabajo digno, todas nuestras preocupaciones se centran en como divertirnos y si puede ser de forma económica mejor, y si, y si...y todo nos parece poco, y por qué, porque hay un gran problema de CONCIENCIA SOCIAL,del cual no somos coscientes y cada dia se hace más grande, para mi ahi esta la raíz del problema.
Luego lo que tambien es cierto es que hemos pasado de una dictadura a una democracia a pasos agigantados, de vivir con miedo como vivian nuestros padres, abuelos.. a vivir como vivimos ahora que ya no es que no haya miedo, esque ya no hay respeto por nada ni por nadie.
Para mi los medios de comunicacion si que toman parte en el asunto en cuanto a que veces nos trasmiten lo que nosotros queremos ver y escuchar y a veces no son del todo claros, tambien son un problema dentro de la sociedad, pero creo que uno de tantos, los medios de comunicacion desde luego que para mi no son los culpables de que yo vaya o no vaya a un botellon.
Mi pregunta es si esta sociedad española sigue asi, no que será de nosotros sino que será de nuestros sucesores?.

carmen dijo...

Después de haber leido este articulo, considero que las inquietudes de los jóvenes franceses y de los jóvenes españoles son el resultado de dos sociedades marcadas por signos totalmente diferentes.
España marcada por una guerra civil, una dictadura en la cual estaba prohibido practicamente todo y aunque los jóvenes no lo hemos vivido de una manera directa, nos ha influido la vida de nuestros padres, abuelos...etc.Francia, con una democracia asentada, un nivel social y economico superior.En nuestro pais ,el salto a una democracia, relativamente joven, posiblemente sea el motivo de unos intereses distintos. La libertad puede llegar a confundirse y transformarse en libertinaje. Nuestras preocupaciones deberian ser mas profundas y no ceñirse solo a un problema de como divertirnos, pero todo ellos posiblemente sea el resultado de lo dicho anteriormente.
Evidentemente debemos cambiar pero no solo los jóvenes sino la sociedad.
Los medios de comunicación tambien deben de ayudar en este cambio, ya que a veces sus noticias se centran solo en lo superficial sin analizar el fondo del problema.
La educación tambien debe jugar un papel importante en este cambio, el presupuesto del estado español es sensiblemente inferior al del Estado frances, evidentemente para recoger frutos, siempre hay que realizar una buena siembra.

angel dijo...

Hola a todos!!!!
Bueno, en primer lugar decir que las diferencias entre las inquietudes de los jovenes de nuestro país con respecto a las de los franceses son más que claras. Ya que tanto el botellón como ese contrato basura mantienen una distancia más que suficiente en cuanto a importancia social.
La mayoría de mis compañeros, sobretodo Ezequiel, han hecho hincapié en la diferencias culturales e históricas, algo evidente. Para mi, una de las claves es la trayectoria que los dos paises han llevado a cabo en este último siglo. Mientras en Francia, llegaban muchísimos inmigrantes procedentes de colonias que buscaban mejoras en todos los ámbitos, luchaban por sus derechos, etc. En España se vivió una dictadura que a finales de los 70 fue precedida de una monarquía democrática. Un cambio que resultaría bastante brusco y que puede ser uno de los principales culpables de esta situación en los jovenes españoles. Y lo cierto, es que tanto allí como aquí aún sufrimos las consecuencias de lo que ha ocurrido en el siglo pasado.
¿Soluciones? pués... debería existir una mayor conciencia social del problema del botellón, porque si el gobierno mira para otro lado,los padres no se preocupan de lo que hacen sus hijos, y los medios se dedican a hacer propaganda...no vamos a ninguna parte. Y en esto no coincido con Toño, porque en la Universidad se educa, hay unos maestros que "guían", y si trasladamos eso a la vida real, esto significa que alguien debe concienciar a los adolescentes, hacerles entender que esas no son las preocupaciones, pero claro, volvemos al eterno laberinto, porque la mayoría de los hijos en una familia no salen de casa hasta los 20 y pico, y claro, que joven piensa en su trabajo, su casa, etc, con 17, 18, 19 años?¿
Los jovenes de nuestra nación tiene la última palabra, Si!, y de ellos depende nuestro futuro, pero nadie nació aprendido, y si este problema no se toma en serio cuanto antes, sus consecuencias no tardaran en aparecer.
En mi opinión, y para concluir, creo que este tema se debería trabajar en los colegios, y por encima de todo en casa, pero desde abajo, desde que los jovenes son niños. y Aquí me gustaría hacer alusión a la frase que me ha llamado la atención "de no permitir nada...a prohibir el prohibido".
Un saludo ;) angelín

Natalia dijo...

Después de leer el texto me pregunto qué es lo que preocupa a la ciudadanía española. Al parecer tan sólo nos importa la diversión y los temas realmente importantes quedan de lado. No creo que haya que ser extremistas en este sentido aunque bien es cierto que las voces que reclaman botellón suenan alto, mucho más que aquellos que protestan por educación o trabajo. En mi opinión la actitud de la sociedad vecina nos cae "como un jarro de agua fría" que debe espabilarnos y hacernos ver la relevancia de nuestras protestas. Actualmente España es un país en el que los jóvenes permanecen en casa de sus padres el máximo tiempo posible. No culpo a quienes lo hacen, pues libres son de hacerlo si sus padres están de acuerdo, y las razones que alegan suenan dulces: vivienda y comida gratis, dinero fácil para sus gastos (principalmente salir de fiesta) y lugar de refugio donde los problemas se minimizan. La mayoría de los jóvenes opta por una vida fácil, con todo resuelto, sin las preocupaciones de un trabajo del que te pueden despedir sin motivo por ser joven. La sociedad francesa lucha por sus derechos mientras nosotros parecemos renunciar a ellos. Una cara sonriente nos vale porque no rebuscamos en el interior de esta. ¿¿Una diversión pasajera de una noche con alcohol es más importante que un trabajo que asegure el futuro?? Creo que al ser jóvenes podemos cambiar esto o al menos debemos intentarlo y no dejar que una sociedad de borregos nos lleve con ella. No porque lo haga el resto estará bien hecho, los demás no pueden servirnos de escudo para protegernos del mundo. Elegir ir de botellón es sencillo, plantearnos unos objetivos loables de vida no lo es tanto. Solo debemos pensar en lo que queremos recibir en un futuro para saber lo qué dar en el presente.

Guillermo dijo...

Hola a todos!
He estado hablando con muchos de mis amigos sobre el tema del botellón y de las manifestaciones, y la verdad es que tengo que decir que en líneas generales estoy deacuerdo con ezequiel en que los medios de comunicación en ciertas ocasiones tienden a exagenar la realidad y en mi opinion en muchas ocasiones son creadores de alarma social. Yo no digo que no haya gente que vaya a las manifestaciones, lo que creo es que mucha de esa gente va a esas concentraciones gracias a la publidad que suscitan los medios, ya que si no se transmitiera la noticia, yo creo que no acudiria ni la mitad de la gente a esas manifestacines,(si se pueden llamar así, ya que no son más que una cita de diversión y jolgorio.)

1saludo a todos y todas:

Guillermo

Cañi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cañi dijo...

Este texto nos presenta la comparación entre dos juventudes radicalmente opuestas. Mientras los franceses abogan por el camino de la emancipación laboral, los españoles se decantan más por la cultura lúdica del botellón.

Se trata de dos inquietudes diferentes que bajo mi punto de vista no debemos comparar, puesto que siempre estaremos influenciados por la sociedad y las cargas políticas, sociales y/o culturales de la misma.

Si yo pertenezco a un grupo donde todos sus miembros se comportan de una determinada manera me identifico con ellos y mi revuelta sería la misma.

No se trata de que seamos mejores o peores personas sino que somos radicalmente diferentes, y eso es todo. Podremos apostar por una cultura u otra pero en ningún caso una será mejor que la otra, puesto que mientras en una predomina el razocinio y la previsión en la otra darle vida a los años y no años a la vida sería el lema.

Oscar Cañibano García

Adrián Tejerina Díez dijo...

Holaaaa xik@s!
Bueno, después de leer este artículo, he de decir que estoy en total desacuerdo con el famoso Gustavo Bueno, y que estoy a favor del botellon. Me parece que se están aprovechando de nosotros(los jóvenes) ya que ven en nosotros una fuente infinita de ingresos económicos. Cuando digo esto me refiero a los precios abusivos del alcohol en España y a las lamentables condiciones de contrato para los jóvenes en Francia.
Con respeto a la comparación entre los jóvenes españoles y los jóvenes franceses creo que es una equivocación total y absoluta, ya que no se puede comparar a gente con unos antecedentes históricos, sociales, culturales y políticos distinto. Me explico:los jóvenes españoles en estos momentos sólo nos preocupamos de divertirnos, pasárnoslo bien, salir de fiesta...y tal vez dejemos de lado problemas que en un futuro puedan ser más importantes que lo que realmente pensamos, pero también es verdad que en Francia, los jóvenes tienen otras expectativas de futuro a corto plazo, por lo que tienen también otros intereses y otras preocupaciones (como el CPE).
Otro aspecto importante en esta comparación es que es muy extremista, ya que en Francia hay jóvenes que también hacen botellón y en España también hay jóvenes que nos preocupamos pos nuestro futuro profesional. Con lo cual, me parece que llevar las cosas a extremos no es bueno para ninguna de las dos partes, y que si algo tiene la culpa entre las diferencias de los jóvenes españoles y franceses, aparte de la sociedad en que estamos inmersos cada uno, son nuestras raíces políticas, sociales y, sobre todo, culturales.

Bea dijo...

Hola compañeros!!
Bueno pues después de estar leyendome todos estos comentarios que la verdad me han dejado maravillada!!no se muy bien que decir.¿por qué? porque no se que es lo que pasa ¿por qué dicen que no nos preocupamos de nada? yo estoy viendo como muchos compañeros estan preocupados por nuestra sociedad, y supuestamente pertenecemos a ese grupo llamado juventud que no se preocupa por nada.
Yo no quiero repetirme explicando los problemas que muy bien habeís comentado: la diferencia cultural, el problema de los medios de comunicación... y que estoy muy de acuerdo con vosotros.
Pero:
¿Cómo que somos tan diferentes de los franceses? creo que no es así, somos jóvenes y nos han dado una cultura unos estudios con los cuales conocemos un poco la historia no sólo de nuestro país si no de otros tantos, con lo cual podemos crear unas inquietudes y no dorminos en los laureles.porque sabemos que por muy bien que ahora estemos en comparación con años antecesores todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. No estoy dicendo que todo lo ocurrido anteriormente no influya para ser como somos pero nosotros podemos darnos cuenta y podemos espabilar. no?.
Por otro lado y por experiencia propia creo que francia no es tanto como parece aparentar. Claro que en muchos aspectos está por encima de nosotros pero en otros tantos no lo creo no son tan trabajadores como aparentan ser ni tan preocupados por todo, lo que pasa es que saben dar publicidad a su país, mientras sus medios estan ofreciendo la imagen de preocupación de sus jóvenes, la lucha de todos ellos, manifestaciones.. aqui no!! ¿para que! es mejor ofrecer al mundo como nuestros jovenes les gusta la fiesta, claro asi cómo va avanzar el pais no?que bonita tapadera para nuestra política, y no mostrar sus vedaderos fallos. Es la juventud claro claro. no luchamos por nuestro país...Lo mejor de todo es que la imagen que damos es de fiesta y borrachos. ¿Y que pasa? ¡qué sólo somos nosotros, los jovenes españoles que se emborrachan! no? los que se preocupan sólo de la fiesta... pues creo que estan ,muy equivocados. Que nuestra cultura viva la fiesta de otra manera más agradable que la de otros países no quiere decir que seamos peores ya que creo que alemanía,reino unido, por ejemplo son mucho más consumidores del dichoso alchool. pero ellos no se muestran asi.
bueno y que quiero decir con todo esto. pues que si qu e somos otro pais más con problemas. Pero no quiere decir que no seamos luchadores. Yo os quiero animar a intentar mejorar nuestras inquietudes y a espabilar un poco , no dejar que nos pises dicendo que no tenemos preocupaciones. es difócil porque no nos lo ponen fácil.
Intentemos cambiar un poco nuestra sociedad empezando por nosotros mismos. Podemos hacerlo y sobre todo ya que queremos ser educadores más fáccil lo tenemos.
Espero no haber sido mu pesada.
chaito .

paris dijo...

Saludos compañeros/as

Lo primero que quiero reflejar es que estoy totalmente a favor del botellón, eso si, del botellón controlado. Creo que es difícil controlar a toda esa masa de gente que acude a estas actividades lúdicas, pero se podría ir consiguiendo si se habilitaran zonas donde se pudiera hacer botellón sin molestar a los vecinos en sus horas de sueño, y habilitando estas zonas vería normal que gente que hiciera botellón fuera de estas fueran sancionados. Otra cosa que pediría a los propios participantes es que fueran menos "guarros" porque no hay más que ver la diferencia de cómo está la plaza ,el campo, la calle donde se hace el botellón a cómo está cuando los "botellonistas" terminan su "ritual". Sé que esto no es fácil de conseguir pero si el botellón está controlado dentro de una zona, la basura y su limpieza sería más rápida. Otra de las grandes causas del que botellón exista son los altos precios que nos encontramos en los pubs o discotecas, porque realmente yo estoy mejor en un bar sentado, hablando o bailando que en un parque "pelando" frío, pero los precios no te lo permiten (con una copa, el dueño del pub gana para pagar media botella de la bebida que has pedido) y tenemos que buscar alternativas como son ir al supermercado y comprar allí la bebida para luego consumirla en el mejor sitio que tengas o encuentres.

Al igual que Ezequiel creo que no se puede comparar la sociedad española con la francesa, somos muy diferentes a ellos, comenzando porque su sistema de vida es muy diferente al nuestro: comen diferente(por no decir peor), se acuestan antes que nosotros, los bares y zonas de fiesta cierran mucho antes que en España, el alcohol y el tabaco están más caros... por lo tanto no podemos pedir que tengamos las mismas inquietudes. Alli es normal que se preocupen y protesten por el CPE ya que es un abuso claro por parte del empresario. Mientras en España nos quejamos de que nos prohiben el botellon, pero es que tambien nos quejamos de otras muchas cosas que en España tambien fallan como son: los "micropisos", el paro, las esperas en la seguridad social, la inmigración...Solo que los medios de comunicación se han centrado mucho últimamente en el botellón, dejando de lado estas otras lagunas de la sociedad de hoy, pero no quiere decir que haya personas que solo les importe el botellon cómo intentan darnos a entender en el texto.

Yo estoy preocupado por mi futuro y por si voy a conseguir empleo cuando termine la carrera y si me tengo que manifestar a favor del botellón me manifiesto, pero no quiero decir por esto que solo me preocupe el poder hacer botellón o no, y con esto quiero reflejar que existe un montón de gente que opina como yo y que no solo les preocupa el botellón en España.

Esta ha sido mi humilde opinión.
Un saludo.

Paris

noches locas en el Húmedo dijo...

El articulo refleja las grandes diferencias que hay entre la sociedad española y la sociedad francesa.

La sociedad francesa, es una sociedad más avanzada culturalmente, ya que ellos se les ve más centrado en lo que es realmente más necesario en la vida, como puede ser el trabajo, la vivienda y una buena situación económica. De hay que Francia sea muy superior en lo que respecta a la política y economía. Ya que Francia es junto con Alemania uno de los dos pilares de la economía europea.

La sociedad española, solo se dedica a vivir el día, en todos los aspectos como por ejemplo: los botellones, haber quien tiene mejor coche, grandes fiesta, e incluso aun teniendo una hipoteca y aun pidiendo tener uno o dos créditos personales a la gente no le importa meterse en otro crédito con tal aparentar. Parece que la sociedad española tiene una venda delante de los ojos, con la cual, los chico/as de 16 y 22 años el 99% de ellos no tienen ni idea de lo que los partidos políticos ofrecen a los jóvenes. De hay que la sociedad española, se dedique a protestar por cosas tan tontas como es el botellón, ya que si les gravaran tantos impuestos a los pub y discotecas, podrían ofrecer las bebidas alcohólicas más baratas y con esto se acabaría el botellón. Otra cosa que los españoles no ven y es más importante que el botellón, es la falta de conciencia a la hora de coger los coches habiendo consumido alcohol, y eso por falta de conciencia, ya que ningún partido político ofrece una educación sobre dicho tema, que no se arregla solo con las campañas de la DGT, sino que eso se arregla teniendo una buena educación.


Esther Pardal

Alex_Tyson dijo...

Hola a todos !!!,leyendo los comentarios ya existentes sobre este tema,he podido comprobar que cada uno lo enfoca desde un aspecto determinado: algunos alegáis el dinero (como por ejemplo,tejerina,con el cual estoy de acuerdo,ya que el dinero siempre será la base de todos los problemas,aquí,en Francia y en Timor Oriental),otros las responsabilidades de gobiernos y ciudadanos,otros la cultura etc.En el texto citan a los jóvenes como a una banda de vagos y maleantes,desechos sociales,basura cortada a pedacitos por cada una de las comunidades autónomas de nuestro país y creo que no es así.Es cierto que existen muchos jóvenes que no saben que hacer con su futuro y que se dedican a no hacer nada,pero desde mi punto de vista,la gran mayoría de los jóvenes no piensas ni viven así.Al igual que otros compañeros han manifestado anteriormente,no creo que se deba comparar lo que sucede en Francia con lo que sucede aquí,porque la situación social es distinta.Claro que estoy de acuerdo con las manifestaciones de los jóvenes franceses,ya que buscan justicia (palabra que sólo existe en el diccionario y que en la realidad nunca existe,siempre habrá injusticia en el mundo) y no un contrato basura que les puedan despedir sin motivo alguno.Y hablando de nuestro país:todavía habrá gente que se pregunte:¿por qué existe el botellón? Yo me pregunto otra cosa:¿Habrá gente que todavía se pregunte por qué existe el botellón? En mi opinión y de acuerdo con Adrián,es cuestión de dinero,la mayoría de los jóvenes no tenemos el suficiente poder adquisitivo como para salir de fiesta cuando queramos y gastar lo que queramos,amén de otros gastos.Lo hablaba con Ángel esta semana,y decíamos que si las copas en los bares estuviesen a 50 céntimos,¿Quiénes de los que salimos de fiesta a día de hoy,no tendríamos suficiente dinero como para tomar unas cuantas copas en los bares o para incluso emborracharnos una,dos o tres veces?La respuesta es nadie o casi nadie.Es cierto que el botellón también es una forma de reunirte con los amigos y pasar un rato agradable,pero eso lo puedes hacer en una cafetería o incluso en tu propia casa,sin tener que salir a un descampado a pasar frío,¿no?Desde mi punto de vista,los precios abusivos de los bares de copas están forzando los botellones sobre todo ya no sólo a los jóvenes,incluso también a los adolescentes que no tienen ni 15 o 16 años.Concluyo ya,mostrando una frase que me llama especialmente la atención:"Mientras los modelos autoritarios tienen bien definidos los valores,la moral y los marcos educativos y sociales,el modelo democrático los construye cada día.."A veces el silencio es la respuesta,como por ejemplo, ahora.

Un saludo a todos,vaya paliza acabo de dar,ni Jordi Pujol en sus mejores tiempos.Pasadlo bien.

jose maria alvarez dijo...

José María Álvarez


Como bien refleja el texto, creo que la cultura de dos países que pueden parecer mas semejos de lo que es en la realidad; en este asunto son totalmente opuestos. Las causas no las sé, supongo que ya habrá alguien que se encargué de estudiarlo, pero puede que se base en el atraso que llevamos en todo con respecto a nuestros vecinos los galos. El siglo XIX ya marco una raya con la revolución industrial, que se ha ensanchado con la guerra civil y la posterior dictadura. Ese tiempo ya nadie ni nada lo devolverá.

En mi caso, desciendo de una generación en la que los recursos eran escasos y si querían algo tenían que escarbarlo. Pero le sigue otra conocida por el boom de los 60, con la posterior movida madrileña en la que cambió la sociedad por completo y tenemos ahora las consecuencias y en donde priman otra serie de intereses y comodidades. Tal vez sea por que por primera vez te sueltan mas la correa, como a los perritos. Supongo que los Franceses hayan pasado por una etapa similar, aunque su sociedad siempre se ha considerado muy avanzada ya desde tiempos atrás. El ejemplo de la revolución francesa o del mayo del 68, por no comentar las revueltas ya citadas en el texto.

Tal vez el botellón sea el caso más significativo, pero no el único. Para cambiar esta mentalidad es necesario un esfuerzo de todos, y en primer lugar de las autoridades competentes, cambiando tópicos que están “tumbando” el país. Y como bien comentó Ezequiel en clase, gran parte de esa responsabilidad la tienen los medios de comunicación, de gran influencia en las masas y que nos venden las noticias politizadas y movidas por diversos intereses.

Es necesario un cambio de mentalidad en todos los aspectos, pero eso difícilmente lo vamos a conseguir de la noche a la mañana.

mónica garcía dijo...

Ola chic@s!
Creo que no se debe comparar una sociedad como la francesa con la nuestra;ya que además de que están más desarrollados, tienen una mentalidad y unos ideales diferentes. Pienso q el problema q existe hoy en día entre los jovenes es que no tienen marcados unos objetivos a largo plazo y por ello buscan una felicidad momentanea. Además la sociedad en la q nos encontramos está "construyendo" un tipo de jovenes q tienen todo a su dsiposición y q no luchan por conseguir nada en la vida.Aunque ya se q no se puede generalizar y q existen jovenes con las cosas claras en la vida.
Un saludo para tod@s

ALBERTO GARCÍA CARTÓN dijo...

En este artículo vemos como se nos presentan dos formas diferentes, antagónicas, de ver las cosas. Por un lado se nos muestra a la juventud española más preocupada por salvaguardar su necesidad al ocio y la diversión, lo cual no es nda desdeñable, y por el otro lado se ve a la juventud francesa luchando por otra necesidad, la necesidad de obtener un trabajo con unas condiciones si no óptimas, si que puedan ser aceptables dentro de la sociedad en la que nos encontramos inmersos.
Estas dos actitudes si bien escierto que persiguen fines distintos, tiene algo en común y es que los jóvenes cuando quieren son capaces de unirse y luchar por sus objetivos, aunque sus objetivos no sean lo buenos que deberían ser.
Aquí se critica como los jóvenes españoles se congregan con el fin de luchar porque puedan hacer esos botellones que nuestra sociedad ve tan mal debido a las consecuencias que acarrean: suciedad , ruidos, menores alcoholizados..., pero lo que no se ha preguntado esta sociedad es porque los jóvenes se reúnen para hacerlos y si ella no tiene culpa también de que las cosas son así y no son de otra forma, el porqué de que los diferentes estamentos políticos no se hayan preocupado de hacer cosas por esta juventud que da palos de ciego por no saber cuales son sus verdaderos intereses. Los jóvenes se amoldan a aquello que les agrada y les gusta, y en cambio aquello que les disgusta lo rechazan sin pensar si eso que hacen está bien o no. Con lo cual la sociedad tendría que luchar porque empezara a haber cambios no solamente en los jóvenes sino en todos los estamentos aunque también es verdad que si los jóvenes no intentan que haya un cambio en su forma de actuar difílmente podremos mejorar la situación actual.
Por otro lado quiero decir que la situación que vemos en Francia, nosotros no somos quiénes para juzgarla, ya que para poder emitir un juicio razonable tendríamos que vivir dicha situación in situ, ya que lo que aquí vemos es lo que nos ofrecen los medios de comunicación, los cuales están totalmente mediatizados por la maquinaria política, esa maquinaria que es la principal responsable de que las cosas sean como son.

Mario Chao Martínez dijo...

Hola buenas.
Personalmente, estoy bastante de acuerdo con este artículo pero diverjo en la idea de que se debería prohibir el botellón ya que pienso que cada cual (siempre que sea mayor de edad) es libre de elegir si quiere beber o no, y si elige la opción de beber, es libre de elegir entre pagar 5 € por una copa o 10€ por una botella...
Salvando esto, estoy de acuerdo en que la juventud española nos preocupamos sólo por lo que nos inquieta a corto plazo y como el botellón es un acontecimiento que tenemos cada fin de semana, es ahí hacia donde van todas nuestras quejas y protestas. Nos preocupamos de cómo conseguir empleo cuando comenzamos a buscarlo y cuando nos echan de algún trabajo de forma injustificada es cuando comenzamos a preguntarnos quién ha legalizado ese contrato y ahí comienzan nuestras protestas. Protestas que en muchos casos ni se producen, porque debido a nuestras preocupaciones más inmediatas nos olvidamos de conocer cuáles son nuestros derechos y equipararlos con los de otras sociedades vecinas a la nuestra. Y así pasa lo que pasa con los contratos basura, todo el tema de la vivienda, etc.
Está claro que en Francia es distinto. Los jóvenes de allí tienen una conciencia social diferente a la española, más abierta y preocupada por sus intereses más a largo plazo.
Está claro que esta diferencia se da debido a una desigualdad de culturas entre los dos países.
En España todavía quedan coletazos de una dictadura mal superada. Aunque parezca mentira todavía quedan monumentos, calles, plazas, etc. dedicadas a Franco. Esto es impensable en otros países vecino que también sufrieron la dictadura como Italia o Portugal.
Quizá sea por esto por lo que nos llevan ventaja muchos países cercanos en lo que a mentalidad y conciencia ciudadana se refiere.
Mucha gente vive todavía con el miedo que provoca una dictadura y educan a sus hijos en toda la libertad de la que ellos no pudieron gozar.
En mi opinión ahí está el problema y no creo que manteniendo los restos de una dictadura pasada sea lo mejor para superar esto, a no ser que haya gente a las que le interese mantener ese miedo.
Por contra, Francia lleva gozando de democracia bastantes años más que España (desde la tercera república sin contar con la invasión de los nazis) y es eso lo que les ha hecho tener una mentalidad más abierta y así avanzar en el buen camino.
Deberíamos aprender lo bueno de otras sociedades para tener un modelo sobre el que avanzar.

PILAR ALVAREZ dijo...

Estas dos posturas diferentes por las que se manifiestan los jovenes Españoles y los jovenes Franceses,no se tenian porque comparar.Es una verguenza que nos esten comparando con unos jovenes que luchan por algo importante como es mejorar sus condiciones de trabajo imprenscindibles para poder vivir. Y no los jovenes españoles que luchamos para podernos divertir.
Yo no quiero entrar en las diferencias que hay en el nivel de vida de Francia y la mentalidad que existe, con España.Simplemente me interesa lo que este texto refleja sobre los jovenes españoles.
Realmente, en la sociedad que ahora vivimos, los jovenes solo nos preocupamos por la diversión y la diversión siempre la asociamos con"alcohol". No quiero decir que este encontra o a favor del botellon,porque cada uno puede tener una opinion muy diferente y yo la respeto. Pero es increible que cuando se hacen los botellones ocurran tantas desgracias,parece que en vez de ir de fiesta, vas a la guerra.
Se puede uno divertir perfectamente sin meterte con nadie.
Yo creo que no sea un problema de los padres y profesore que no saben educar correctamente, como se nos refleja en el texto.
Es la sociedad que por causas externas esta asi montada y cada vez esta evolucionando para peor. Como no pongan una solucion rápida y adecuada, dentro de unos años no quiero ni imaginar como se divertiran los jovenes.

tamy dijo...

Hola!
El texto nos refleja dos sociedades completamente diferentes, mientras los jóvenes de Francia se preocupan de su futuro, y de vivir mejor, de buscarse una vivienda rentable... aquí en España solo les interesa el botellón y como divertirse un fin de semana tras otro, y no se dan cuenta de que hay más cosas importantes, por las que hay que manifestarse, que un simple botellón.
Con esto no quiero decir que esté en contra del botellón, pero de aquel que esté controlado, sin basura, sin quema de contenedores…Todo el mundo no se comporte del mismo modo, pero hay alguna gente que sí.
Lo peor de todo, es que solo se preocupan de vivir el día a día, no luchan por nada, se les da todo hecho, se les consiente de todo…me hago las preguntas siguientes, ¿que será en un futuro de estos adolescentes?, ¿qué podemos hacer para cambiar ésta sociedad? ¿Por donde podemos empezar?
Un saludo para todos/as

Tamara Pérez

tamy dijo...

Hola!
El texto nos refleja dos sociedades completamente diferentes, mientras los jóvenes de Francia se preocupan de su futuro, y de vivir mejor, de buscarse una vivienda rentable... aquí en España solo les interesa el botellón y como divertirse un fin de semana tras otro, y no se dan cuenta de que hay más cosas importantes, por las que hay que manifestarse, que un simple botellón.
Con esto no quiero decir que esté en contra del botellón, pero de aquel que esté controlado, sin basura, sin quema de contenedores…Todo el mundo no se comporte del mismo modo, pero hay alguna gente que sí.
Lo peor de todo, es que solo se preocupan de vivir el día a día, no luchan por nada, se les da todo hecho, se les consiente de todo…me hago las preguntas siguientes, ¿que será en un futuro de estos adolescentes?, ¿qué podemos hacer para cambiar ésta sociedad? ¿Por donde podemos empezar?
Un saludo para todos/as

Tamara Pérez

Alex_Tyson dijo...

Hola de nuevo.Ya dejé plasmada mi opinión ayer,pero como se me olvido firmar,pues lo hago aquí,aunque antes quisiera opinar brevemente sobre un asunto que alguien planteó en comentarios anteriores referente a la "Movida Madrileña";tachando a esta como a una de las culpables de muchos problemas sociales y de convivencia que existen hoy entre los jóvenes y no tan jóvenes españoles.Desde mi punto de vista,la "Movida" fue un movimiento contracultural juvenil surgido durante los primeros años de la transición de la España post-franquista y hasta finales de los años ochenta.Este periodo se puede encuadrar entre los años 1977-1990.
La noche madrileña fue muy activa no sólo por las salidas nocturnas de los jóvenes,sino a causa de un interés inusual en la llamada cultura alternativa.Desde Madrid,el movimiento se extendió miméticamente a otras capitales españolas,con el apoyo de algunos políticos principalmente socialistas,sobre todo el entonces alcalde de Madrid,Enrique Tierno Galván,el cual había estudiado profundamente la cultura marginal juvenil,los cuales apoyaron esta desconexión entre la sociedad post-franquista y la sociedad de la democracia,para vender en el extranjero a España como un país moderno o abierto a esta modernidad,y no como un país fascista y que en muchos aspectos estructurales seguía siéndolo.Por citar a algunos componentes de la "Movida",a parte de el ya mencionado alcalde de Madrid en aquellos tiempos,Tierno Galván,debemos señalar a Pedro Almodóvar,Alaska,Tino Casal o grupos como Mecano,Gabinete Caligari,Nacha Pop o Aviador Dro.Con toda esta aclaración quiero decir que la "Movida" nos a proporcionado a todos muchos elementos en positivo y modernizó el país cuando este se derrumbaba por culpa de una dictadura muy alargada y mal conducida.

Ahora sí,concluyo con mi firma:

Alejandro García Aparicio

nazareth dijo...

Tras numerosas lecturas del texto, varias son las ideas que saco en claro , al igual que muchas de ellas me suscitan sesgos contrarios a mi forma de pensar.
Por un lado, la autora , con este texto ha querido remover en cierta manera la conciencia social de los lectores , que por un momento parece estar unicamente enfocado a la generación del botellón a la que ella se dirige alegremente.
Me parece fácil , su argumentación de porque los jóvenes de hoy acuden en masa y de forma habitual a este tipo de concentraciones sin ningún tipo de control y como verdaderos animales, según palabras de la autora.
En ningún momento me gustaría poner en duda si la autora ha seguido algún tipo de estudio y análisis entre los jóvenes de hoy en dia, para llevar a cabo este tipo de afirmaciones. No quisiera creer que estas líneas quedan encerradas mis pretensiones o las de mis amigos , gente con la que comparto aficiones y no sólo de tipo alcohólicas.
Es fácil que muchos de nuestros padres, familiares, profesores, el cura del barrio ...en fin, gente influenciable como nosotros , piensen que somos unos irresponsables acudiendo a este tipo de actos...Con un simple vistazo a los periodicos o telediarios autonómicos o a nivel nacional , podremos encontrarnos meciones al botellón. De hecho con la entrada del nuevo año académico parece que la única preocupación de muchos ayuntamientos es como poner fin a este tipo de actos incluso de forma violenta.¿ No sería más fácil erradicar la cultura del vino desde pequeños en nuestro país?Parece imposible plantear esta cuestión en un país como España , dónde la mayoría de extranjeros vienen a veranear al mismo porque la comida y la bebida españolas son muy baratas , y claro ¿de que vive España ?del turismo ¿no?. Con estas cuestiones simplemente quiero hacer ver que lo del botellón no es una cuestión de jóvenes, sino más bien de política .
El Estado igual que los medios de comunicación nos manejan, ¡sí!.Por poner un ejemplo , el cuál , me afecta personalmente y por el que siento una gran impotencia. Resulta que desde pequeños nos has estado metiendo en la cabeza que debemos de sacar una carrera, tener idiomas , realizar cursos de informática ...todo ello para tener un futuro asegurado , ¿no?.El caso es que después de tener todo eso me enfrento al mundo laboral , donde ingenieros , licenciados...son rechazados en numerosos trabajos porque prefieren a gente con menos titulación o extranjeros para que hagan el trabajo que tu deberias de hacer pero pagandoles menos, claro esta.Total, que en el mejor de los casos te pones a estudiar una oposición para llegar a ser "funcionario del Estado", y mientras que te vayan manteniendo tus padres, hasta la treintena más o menos. En conclusión, el Estado nos ha estado enagañando para tenernos aparcados y asi no entrar en el mundo laboral, y por supuesto no aumentar el índice de paro que tantos votos al estado puede llegar a dar.¡Nos tienen engañados!
Por otro lado vemos que los vecinos, los jóvenes franceses, esta´n preocupados por el C.P.E., mientras los españoles nos preocupamos por la subida del cubata(según el texto claro está).
Como todos sabemos todas las generalizaciones no son buenas , y antes de nada debemos de partir del análisis de porque unos se manifiestan por el botellón y otros por el contrato del primer empleo, es facil divulgar ideas sde manera superficial sin llegar al verdadero contenido del mismo.
Po un momento puede parecer que estoy totalmenten contra de lo que la autora ha palmado en esta noticia, no es así.
Estoy de acuerdo que las nuevas generaciones estamos acostumbradas a que todo nos lo den hecho, y que no sepamos lo que es el esfuerzo. Por otro lado nuestros intereses como jóvenes difieren en mucho los de unos que los de otros , y en nada me siento identificada con aquellos que van a protestar por la prohibición del mismo. Quizá sea la propia experiencia la que me haya cambiado mi punto de vista, ya que me he tenido que enfrentar a la vida adulta, con lo que todo ello conlleva , por lo que mis intereses van encaminados en otro sentido.
Tambien es cierto que la gente, nos movemos según lo que le rodea , y como en el caso del perrito del que nos habla la autora en el texto, somos como ovejas de un mismo rebaño, y para sentirnos identificados en este mundo necesitamos pertener a un grupo , y según las características de ese grupo asi actuaremos y seremos nosotros.
Quizá el tema que se nos plantea en este documento, nos pueda llevar por diferentes derroteros, pero me gustaría que mis palabras sirvieran para la reflexión de muchos de nosotros, igual que lo han sido para mi las que he podido leer.
¡un saludo!

Pablo dijo...

Con el artículo, vemos y comprendemos como es la sociedad, como es capaz de influir la sociedad en los individuos, de tal manera, que los individuos se dejan llevar por la sociedad de tal forma que hacen lo que la sociedad haga (no estoy diciendo siempre y que todos los individuos lo hagan, pero casi siempre es así). También observamos que en dos países distintos y vecinos, sus sociedades se mueven por unos intereses bien distintos, nos encontramos con la sociedad española, que se mueve por fines de diversión, como es el botellón; y frente a esa sociedad encontramos a la sociedad francesa, que se preocupa por su futuro y por el trabajo.
Observando estos echos paralelos en el tiempo, uno se puede dar cuenta de cual puede ser el futuro de esas sociedades, la espoñala que mayoritariamente busca la diversión y pasarselo bien; y la francesa, que lucha por tener un futuro digno, en donde no se pueda jugar con ellos. Pero no todo esta perdido, ni mucho menos, pero no hay que despistarse, nuestro futuro lo podemos cambiar hacia una sociedad en la que haya diversión, pero que también se preocupe y se una con la misma contundencia para otros problemas sociales (trabajo, salud...) Aunque no e dicho que sea fácil, ya que como dice el artículo, los adultos, padres y profesores, dan todo hecho a los jóvenes; y es ahí donde se debe empezar a cambiar, a hacer que los jóvenes nos cueste un poco más, para que empecemos a valorar lo que cuesta tener un trabajo digno.
Resumiendo, creo que nuestra sociedad no esta perdida, ya que aunque no con la contundencia como los botellones, los jóvenes españoles(no la mayoría), también nos manifestamos contra otras injusticias (por ejemplo las manifestaciones que se hicieron por la vivienda).

Un abrazo para todos!!!!

Fito dijo...

Hola buenos dias.

Tengo muchas discrepancias con todos vosotros:

¿Es francia distinta culturalmente a España?
Perdonar que lo dude. ¿De donde hemos traido la LOGSE?¿Mayo del 68 solo fue en Francia?¿Acaso no escuchan una musica muy parecida?¿Acaso no beben en el pais del coñac,del champán y del vino?¿Acaso no van al macdonals con la familia?¿No fuman tabaco?¿No consumen drogas?¿Son el pueblo idilico europeo?
Desgraciadamente a lo largo de la historia lo que sucede en España ha sucedido en Francia varios años antes. Lo peor de todo es que nunca hemos aprendido y siempre nos pillan en pelotas.
Sobre el C.P.E en España el gobierno (no se si ha entrado en vigor) ha creado una ley por la cual una empresa te hace fijo durante 3 años concluido ese tiempo la empresa puede darte la patada en el culo por 4 duros, tambien han hecho una ley de protección al trabajador autonomo que parece tener buena pinta.

¿Vivimos en un pais desinformado?
No vivimos en el pais de la desinformación, es mas vivimos en el pais de la sobreinformación como hemos visto en NNTT. Internet nos facilita acceder a la información. Solo hay que tener mucha paciencia para encontrar lo que buscas sino esta en los grandes diarios.
El gran error de las nuevas sociedades es haber convertido a los medios de comunicación en los defensores del sistema como alguien señalo anteriormente en el blog. De todas maneras esto no es un invento nuevo ni característico de las democracias,ya hace mas de 60 años en Alemania publicaban: "Polonia invade Alemania, Alemania contrataca"
No se quien dijo: " Los medios de comunicación son los controladores del sistema político, sino es así estaremos viviendo en una falsa democracia".


España es un pais de servicios, para suerte de algunos y desgracia de otros, como han señalado anteriormente vivimos en un pais dedicado al turismo, como pa no estar todos los dias de fiesta y que los ingenieros, arquitectos y demas tecnicos tengan que ir a trabajar a casa dios.

¿Es el problema financiero la principal causa del fracaso educativo?
Se resalta que el problema educativo es la falta de recursos financieros. Esto hay que ponerlo entre comillas. No por que haya mas dinero se va a conseguir una mejor educación. Es mas por mas dinero que se dedique a la enseñanza publica en estos momentos, la mayor parte de la gente sigue prefiriendo la educación privada o concertada.¿Cuantos políticos mandan a las escuelas y universidades públicas a sus hijos?
Tal vez en España hemos fracasado en esto, por mucho que nos pese durante el franquismo era el sistema educativo (mucho mas duro que el actual) el que permitia otorgar una salida de la pobreza a base de esfuerzo. No digo que fuese bueno, digo que a dia de hoy ¿de que sirve el bachiller?Para acceder a la universidad.Vete a buscar trabajo con él a ver que te dicen.


¿Qué es la conciencia social?
Que alguien me lo explique porfavor, sin incurrir en los ambitos que competen a la educación de las personas.


Sobre la tradición democratica de Francia hay detalles que deberiais conocer.
El parlamento Frances voto una ley por la cual se autoexculpaban todos y evitaban ser investigados por la policia de estafa y demas. Fue algo parecido como lo del parlamento español y la subida del sueldo. Todos se ponen de acuerdo y nadie se da cuenta.Si esto es democracia baje dios y lo vea


Bueno os añado unos links que me parecieron interesantes sobre Mayo del 68,los disturbios protagonizados por inmigrantes en Francia, información sobre el CPE y las reformas laborales en España.

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/03/20/internacional/1142875828.html

http://www.elmundo.es/magazine/num132/textos/fue1.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2005/11/04/sociedad/1131110014.html

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/forums/newsid_4413000/4413772.stm

http://www.20minutos.es/noticia/144156/0/estatuto/autonomo/trabajadores/

http://www.20minutos.es/noticia/116936/0/caldera/reforma/laboral/

Sergio Martinez Garcia dijo...

Las comparaciones son odiosas, pero lamentablemente inevitables. De ellas tenemos que saber leer aquello que nos atañe e intentar cambiarlo. Aquí no se esta discutiendo si el botellón es bueno o simplemente prescindible, sino que, el orden de prioridades en los jóvenes no es el más adecuado. Pero ¿Cuánta parte de culpa tienen los padres de estos jóvenes? Y ¿que responsabilidad tenemos los mismos jóvenes en esta actitud? Son dos preguntas difíciles de contestar y que de hacerlo se levantarían demasiadas ampollas.

Por un lado tenemos una sociedad, en la que el hábito de beber sigue siendo algo normal y para nada mal visto, algo que desde luego no ayuda para nada a que este habito desaparezca. Seguimos siendo el país de la Unión Europea en el que mas accidentes de tráfico, por causa del alcohol, se producen. Y por otro lado en Francia, no es que no se embriague la juventud, porque en todos sitios se cuecen abas, pero tienen bastante claro los temas que mas les perjudican y son capaces de movilizarse para protestar por ellos. Y claro que en nuestro país, la juventud tiene esa misma capacidad, pero lo que resulta irónico, por no decir lamentable, es el hecho de que solo seamos capaces de movilizarnos cuando nuestro derecho a emborracharnos de una manera mas barata esta en peligro. Han existido escasas manifestaciones en contra de los contratos laborales en nuestro país, hay que recordar que en España existen mas de 48 tipos diferentes de contratos, hechos solo para facilitar el despido de los trabajadores y reducir los derechos de los mismos, pero nosotros protestamos para poder emborracharnos. El acceso de los jóvenes a una vivienda digna es una utopía, y aun así “emborracharse es un derecho”. ¿Qué podemos esperar de una juventud que es capaz de organizar una macromanifestación en pocas horas contra la ley antibotellón, y no es capaz de juntar, ni siquiera, la mitad de personas en las manifestaciones a favor de una vivienda digna, mejoras laborales...etc?

Cuando en otros países el movimiento estudiantil es sinónimo de lucha por mejoras sociales y reivindicaciones justas y necesarias, no solo en Francia sino en China o en E.E.U.U., por citar algunos ejemplos, aquí, en España, parece que existe una clara predisposición a priorizar la diversión frente a lo que mañana nos va a pasar. Se ha perdido ese espíritu luchador, propio de la juventud y ya en extinción en una sociedad que parece que ya nos lo da todo hecho y que en caso de que algo no nos parezca correcto, la resignación es lo único que se tiene. No nos quepa la menor duda, por parte de algunos sectores se alegran de ello, ya que mientras protestamos por tener unas copas mas baratas, no nos echamos a la calle para protestar por cosas mucho más escandalosas.

miguel dijo...

Si, es cierto, la sociedad española, o mas bien la juventud de la que se habla en el articulo, en la que yo tambien estoy incluida, carece de conciencia social. Seremos un pais latino y todos los topicos que quieras, que se acostumbran a decir, y estaremos " por delante de otros pases", pero en lo que resulta ser valores...aun nos queda camino que recorrer. Y no por esto ahora vamos a ser los peores del mundo, somos como somos, preferimos quedar incoscientes en la acera antes que estar luchando por una causa mas justa, por revindicar algo importante, por luchar y despejar nuestro futuro.

Manifestacion como la francesa no se dará aqui, a no ser de que luchen por bajar el precio del alcohol, o algo que tenga relacion con ello. A nosotros nos importan las cosas, claro que si, como a los franceses, pero nosotros preferimos no movernos, pero si preotestar y despotricar, lamentarnos por todo como hacemos siempre, sin parar, y que si nadie hace nada por nosotros etc... eso si,¿cómo vamos a ir de manifestación si juega el barsas???(es una metafora)pero que le vamos a hacer, ya caeremos, y será un duro golpe.
Así es como el asunto, y lo que me inspira el articulo....etc


Vaya finde eh socios??jaja

Ciaoo

antonio bañegil dijo...

Suponemos que somos la élite de la juventud española, porque estudiamos y leemos, porque reflexionamos sobre temas como el que nos ocupa en el artículo de "La educación de los mil espejos".

Pero, ¿realmente somos tan distintos a la gente que se manifiesta en favor del botellón? Esas personas que a simple vista podríamos juzgar como todo lo contrario a lo que cito, en realidad son personas que estudian; sacan notas excelentes, leen. El problema es que nunca reflexionamos quienes somos realmente, y desde luego somos un pueblo totalmente distinto al francés.
Nunca tuvimos los huevos, ni las guillotinas para cortar las cabezas a los reyes pusilánimes que rigieron nuestros destinos durante siglos, arruinando un imperio, en el que dicen, no se ponía el sol, en vez de usar su potencial para hacer una nación grande y próspera. (como los franceses)
Nunca tuvimos los huevos, por poner un ejemplo reciente, de levantarnos contra una dictadura, que dirigió nuestros destinos durante mucho tiempo. (como hicieron los portugueses)
Y ahora no tenemos huevos de luchar contra un sistema político, que nos maneja cuan rebaño de ovejas, vendiéndonos basura, permitiendo impunemente una educación desastrosa, una televisión llena de escoria, que nos vende un país próspero que sin embargo está podrido.
Qué fácil es vender un crecimiento de la economía en torno a tres por cien, basado en el "ladrillo", que enriquece a los mismos de siempre, esclaviza y ata a los ciudadanos de a pie a hipotecas (el contrato de servidumbre, similar al medieval, adaptado a nuestros tiempos) para ocultar la realidad española: políticos ineptos, reflejo de una sociedad sin CONCIENCIA SOCIAL( para mi noción que tiene un pueblo sobre su existencia, basada en el conocimiento de su pasado, para generar la posibilidad de un futuro mejor).

En fin, un ilustre francés, Napoleón, ya expresó en esta frase que los pueblos tienen lo que se merecen:
"Los tiranos irán al infierno, pero aquellos que permitan su tiranía, serán sus acompañantes"

Alex dijo...

Hola a tod@s.

Tras leer el artículo y seguidamente vuestras opiniones voy a intentar exponer mi opinión sobre la noticia propiamente dicha, intentando a su vez debatir algunas de vuestras opiniones.
¿Realmente creéis que en este caso estamos hablando de un problema de conciencia social? Es cierto que tradicionalmente a Francia se le ha considerado un país con inquietudes políticas, gracias en gran parte a movilizaciones históricas como de la que estamos hablando o en su día el famoso No al Referéndum, pero en mi opinión creo que la diferencia entre la juventud francesa y la española no es un mayor grado de concienciación social, sino que cada uno se enfrenta a dos situaciones totalmente distintas. Lo que todavía no alcanzo a comprender es si esta juventud a la que estamos tachando de alcohólica, irresponsable, inmadura (y no cito otros términos porque estamos en horario infantil…), es la misma a la que no hace tanto tiempo se adulaba y elogiaba por su respuesta y compromiso ante situaciones como la de la guerra de Irak, el 11-M y especialmente caso del Prestige. En aquella ocasión millones de jóvenes en toda España se movilizaron, encabezaron protestas, y por encima de todo esto ayudaron como voluntarios a limpiar las costas gallegas. ¿Realmente una juventud como la que citan ahora los medios se privaría de su habitual festín de alcohol de los sábados para embarrarse de fuel, cuando realmente era un problema que ni le iba ni le venía? En aquella ocasión representantes de las principales fuerzas políticas salieron al paso afirmando que España podía estar orgullosa de sus jóvenes….
Lo que trato de decir con esto es que ni la juventud española es tan mala como queremos hacerla ahora, ni la juventud francesa es tan responsable y “supermegafantástica” como nos la pintan. O es que, ¿realmente me quieren hacer creer que un alto porcentaje de los jóvenes franceses no se emborrachan habitualmente? ¿Que no salen los fines de semana, ni celebran fiestas en las que el principal protagonista es el alcohol? Venga ya……
Todos hemos intentado comparar la situación legislativa española con la francesa en relación al tema del trabajo para los jóvenes, pero, ¿alguien se ha preguntado si en Francia esta prohibido el botellón? ¿Como reaccionaría la juventud francesa ante una ley semejante?
Ahora bien, no quiero que malinterpretéis mis palabras, ya que con ellas no quiero decir que nuestra actitud sea la adecuada. Desde mi punto de vista, la juventud española tendría que levantarse contra cientos de injusticias, como el empleo precario y temporal, los altos precios de la vivienda, las leyes de educación…etc., y por qué no, contra el botellón, ya que al final y al cabo no dejamos de ser jóvenes y entre nuestras prioridades se encuentra (como ha sido toda la vida) el divertirse.

Simplemente creo que nos enfrentamos a un caso de una clara y evidente manipulación informativa. En primer lugar, no creo que ambas noticias sean comparables salvo que han sido próximas en el tiempo y que se basan en protestas de jóvenes, excepto eso no se pueden comparar ya que las situaciones de ambos países son diferentes, sin mencionar el nivel de vida de sus padres, ni sus raíces…etc., simplemente aludiendo a que ambos protestan por algo que los otros si poseen. Los jóvenes franceses no tienen prohibida la práctica del botellón, ni los españoles tienen una ley como la CPE ( aunque podríamos echar un vistazo a los trabajos ofrecidos por las ETTs).
Y en segundo lugar, porque en mi opinión creo que los famosos macrobotellones fueron más promovidos por los medios que los propios “organizadores”. Lo digo porque en mi caso y en el de muchos amigos a los que he preguntado ninguno recibió el famoso Sms con la convocatoria, sin embargo, ninguno de ellos se libró de ver los famosos reportajes ya fuera en TV, prensa, radio, etc. ¿Vosotros recibisteis algún SMS? Creo que en su día había bastantes noticias mas importantes que el hecho de que unos jóvenes que hacen todos los fines de semana botellón, esa semana lo fueran a realizar con la única diferencia de quedar todos en el mismo lugar y no en varias plazas.

Creo que es cierto que muchos de nosotros nos vemos reflejados en esa habitación de los mil espejos y creemos que el mundo es así y lo seguimos. Contra este aparente “borreguismo”, tengo que decir que en muchas ocasiones son los mass media los que encuentran en el filón de la juventud un tema para descargar sus plumas e intentan imitar a Valle-Inclán haciéndonos ver un esperpento que solo ellos ven reflejado en los espejos cóncavos y convexos del “Callejón del Gato”.

Bueno, esta es a grandes rasgos mi opinión sobre la noticia. Si os habéis dado cuenta no he querido expresar mi opinión sobre el botellón en si mismo, y es que ese me parece otro tema aparte y en mi opinión bastante profundo ya que habría que analizar por qué los jóvenes lo celebran, si tienen alternativas, si es tan novedoso como nos quieren hacer creer… y sobre todo si el problema es que los jóvenes hagan botellón o que los jóvenes beban cada vez mas alcohol y a una edad más temprana.

joaquin dijo...

Existe una frase que dice "las comparaciones son odiosas" y creo que en este caso lo son. Desde mi punto de vista está fuera de lugar comparar las protestas en españa en defensa del botellon, con lo acontecido en Francia a causa de la problemática surgida con el contrato de primer empleo. Resulta demagógico comparar dos cosas que no tienen nada que ver. ¿Acaso en España no se manifestaron los jóvenes contra la LOU?
En primer lugar es una cuestion de derechos o más probablemente de filosofía. ¿Quien es el estado para recortar las libertades individuales? y no las confundo con el libertinaje. Porque el botellon no implica en teoría el destrozo de mobiliario urbano, el escándalo público, el deterioro de la higiene de la ciudad... Esa es una consecuencia de la falta de educación de la gente, y por lo tanto es contra lo que se debe actuar con la ley, contra el que ensucia, rompe y escandaliza. Lo que no puede ser es que un gobierno me prohiba beber alcohol en la calle. Mi libertad acaba donde empieza la de los demás y que yo sepa eso aún está en mi parcela de libertad...y siempre luchare por defenderla.
Una vez dicho esto, y despues de que todo aquel que piensa como el texto que estamos comentando haya dedicido que que soy demasiado simple como para preocuparme por los problemas que de verdad son importantes y para rebatirlo os digo que cuando queráis tenemos una charla de politica social o política en general y evitamos extender el tópico de que el joven español pasa de todo.
No digo que no haya gente que pase de todo, pero no es un reflejo fiel de nuestra sociedad. El problema es que en este pais choca una mentalidad conservadora con la mentalidad aperturista de la juventud, que si está en contacto con Europa tanto cultural como socialmente (al menos mucho mas que las generaciones del Franquismo)ya sea gracias a las nuevas tecnologías o a la facilidad que existe para rebasar las fronteras de nuestro continente entre otras razones. Asi que no hagamos demagogia porque los franceses tambien se manifiestan por banalidades...

palermin dijo...

alejandro flores dice...
Lo primero que me gustaria empezar a comentar

Raque dijo...

Hola holaaaaaaaa!!!
Pese a pertenecer al mismo ámbito geográfico, económico, político, e incluso tener una proximidad cultural grande, siguen existiendo notables diferencias entre la sociedad francesa y española.
Durante muchos años nuestro país vivió una dictadura, en la cual los ciudadanos vieron limitadas sus libertades. Tras el fin de ésta llegó la democracia y con ella una libertad sin límites. Francia, sin embargo, ha disfrutado de un sistema democrático desde hace mucho tiempo, quizás ese sea uno de los motivos por el cual la juventud de ambas sociedades tienen una forma de ver la vida diferente. Mientras que en nuestro país nuestra democracia aún está marcando los límites de hasta donde puede llegar nuestra libertad, en Francia esos límites ya están marcados desde hace tiempo y aceptados por una sociedad que los transmite a través de la educación a sus jóvenes, sin embargo, nuestro país tiene los jóvenes que sus familias y sus instituciones han educado. En España, para la juventud la prioridad es la diversión, y cuando se nos trata de imponer la manera de divertirnos, sentimos que estamos perdiendo un derecho en el que esa sociedad nos ha educado y es entonces cuando reaccionamos contra el intento de quitarnos una libertad que creíamos nuestra.
En Francia, la juventud tiene como prioridad vital el lograr un puesto de trabajo digno y cuando ese derecho trata de limitarse desde las instituciones públicas, se produce una reacción, al igual que en nuestro país, en defensa de un derecho.

En conclusión, opino que la juventud protesta cuando ve que sus derechos van a ser cercenados independientemente del motivo, del país y del tipo de sociedad en la que viven y critico a la autora porque nos trata de hacer ver que la juventud española tiene peores valores que la francesa cuando en realidad en ambos casos la juventud se limita a defender los valores en los que ha sido educada.

Tamara dijo...

wenaas a todos!!!!!
Despues de todos los comentarios anteriores poco queda ya nuevo que decir... se han tratado temas desde muchos puntos de vista y estoy de acuerdo con muchos de ellos. personalmente creo que el texto deja las preocupaciones y el pensamiento de la juventud española a la altura del betún, y no creo q se deba ser tan crítico en este aspecto...
La autora, como bien han dicho mis compañeros, compara directamente los motivos de protesta de dos países vecinos: unos protestan por la legalización del botellón y otros en contra del CPE. así, a causa de estas protestas se ha detenido a jóvenes, otros han sido heridos y ha habido multitud de enfrentamientos. pero es esta la mejor manera de protesta? yo creo q se podría INTENTAR LLEGAR a un acuerdo desde un modo más pacífico, y digo INTENTAR LLEGAR porque con este método todavía no se ha conseguido un pacto entre ambos bandos.
respecto a los diferentes temas de protesta, a mí también me parece que tiene mucho que ver en estas difereencias las sociedades actuales y las anteriores a las que estamos viviendo, con sus problemas, sus situaciones de vida y sus progresos sociales.
Es cierto que las diferencias entre ambos temas de protesta son de escándalo, pero no debemos ceñirnos a que la juventud española solamente piensa en el botellón y en cómo emborracharse más económicamente, la mayor parte de la juventud española también tiene preocupaciones como qué hará cuando acabe la carrera o dónde podrá comprarse un piso con el sueldo que gane...
Lo q pasa es q, en mi opinión, es más llamativo hablar sobre cómo se moviliza la población a favor de la diversión y no cómo piensan y debaten sobre su futuro estable...
Pero ahí también tenemos culpa la juventud, porque no nos hacemos escuchar sobre temaas q son tan importantes que tendrían q verse notamblemente por encima de temas lúdicos!!!
Saludos!

palermin dijo...

Alejandro Fernández dice...
Lo primero que me gustaria empezar a comentar es que hay que tener en cuenta el gran numero de diferencias que hay entre la sociedad española y la francesa.
Debemos tener en cuenta que gran parte de la sociedad francesa proviene de los inmigrantes sobretodo de antiguas colonias francesas repartidas por toda Africa está gente nunca han tenido nada en su vida por eso reclaman tener el derecho de un empleo estable para conseguir una casa.
En cambio en España tanto yo como la mayoria de la juventud siempre lo hemos tenido todo lo que hace que solo nos preocupen las cosas a corto plazo como el que haremos el siguiente fin de semana.
También me parece importante resaltar que en españa hemos tenido una dictadura hasta hace unas pocas decadas la cual fue sufrida por la mayoria de nuestros padres, durante está dictadura nuestros padres sufrierón muchas represiones y se les impidio disfrutar de la libertad que ellos querian.
Estó segun mi opinión ha hecho que nosotros los jovenes tengamos demasiadas libertade y se nos permitan hacer cosas que ellos no pudieron hacer.
Me parece importante señalar que nuestra sociedad está muy influenciada por los medios de comunicación. Estos medios como todos ya sabemos están muy politizados por eso piensó que cuando le dan tanta importancia a los macrobotellones es una forma de desviar nuestra atención hacía este tema y asi evitán que nos fijemos en otras leyes más importantes como las de una vivienda digna o los contratos basura.
Yo creo que nos se debe comparar a nuestra juventud con la de otro pais ya que cada pais tiene una cultura diferente y una concienciacion social distinta.
También pienso que si queremos cambiar la sociedad en la que vivimos debe ser un trabajo en el cual se deben involucrar todas las personas que forman parte de ella y no dejar la responsabilidad de cambiar a los jovenes ya que estos aun no tienen unaexperiencia adecuada para realizar un cambio de tal envergadura.

Esther Arias dijo...

Hola a todos!
Este artículo refleja dos caras de una misma moneda; dos puntos de vista opuestos dentro de la misma sociedad, en países vecinos. Por un lado la protesta de los jóvenes franceses por un trabajo digno, lo que demuestra responsabilidad e interés por sacar adelante su vida, una madurez y que saben lo que quieren. Por otro, aquí en España miles de jóvenes protestan por que hay una ley que, ya no es que les prohíba emborracharse, ni que coarte si libertad lo más mínimo, que simplemente lo que se les pide es que su “curiosa” forma de entretenimiento, como es emborracharse cada fin de semana, no involucre a los que no actúan de la misma forma; esto es que no haya alborotos por las calles a altas horas, que las calles a la mañana siguiente no estén hechas un desastre y evitar que, dentro de todo ese descontrol, ocurra alguna desgracia.

Entre los comentarios dichos en la última clase se dijo “es que tal y como se habla en ese artículo...los jóvenes españoles parecemos “lo peor””. Sinceramente me parece que el artículo no ataca a nadie, no creo que diga ninguna mentira ni que esté en contra o pretenda criticar a la mentalidad de los jóvenes españoles; creo que si da esa impresión es porque sabemos que es una gran verdad lo que está ahí escrito y aunque nos de vergüenza reconocerlo, tienen razón.

Por las costumbres, la educación o por la razón que sea, la sociedad española después de una gran opresión vivida ha pasado a que todo parece, como bien dice el artículo, lícito, sin límites y que parezca que si se protesta todo puede llegar a conseguirse sin importar la moralidad o el sentido común.

Desde mi punto de vista es muy triste que la concentración juvenil más concurrida de los últimos años no sea en contra del terrorismo, ni por la defensa de unos valores o una mentalidad constructivos si no por que sea posible emborracharse como los jóvenes quieran, donde quieran, a pesar de la opinión y de los derechos de quien sea y además, todo ello a un precio más que asequible.

Lo peor de todo esto es que, a pesar de que haya opiniones para todos los gustos y puntos de vista diferentes, la sociedad española y en este caso la juventud española es una; y que actitudes cómo ésta, nos metan a todos en el mismo saco de irresponsabilidad y dando una imagen de juerguistas y niñatos egoístas.
En este caso y al margen de un cierto patriotismo y orgullo que todos sentimos de lo nuestro, y de nuestro país, me avergüenza la forma de pensar del lado del que se presupone que pertenezco.

Himar dijo...

Pues basicamente, yo creo que esta todo dicho, yo creo que la cultura española, es una cultura de ocio, donde los adolescentes se preocupan de su diversión y agrado, sin una visión de futuro. Un adolescente que trabaja en el MaCDonlands, ve genial que cobre el salario mínimo permitido, y cree que es la mejor forma para sacarse unas perrillas para salir de fiesta, y comprarse sus cosas y "cosillas".
La sociedad española joven, habla mucho y actua bien poco, solo cuando no requieren un sacrificio importante, buen ejemplo de ello, es la SGAE, una asociación sin animo de lucro (yo me lo creo, pobres almas de dios, los cantantes, con todo lo que trabajan, y lo poco que cobran...) donde sigue y sigue actuando y sigue y sigue influenciando en la sociedad, sin que los adolescentes les preocupe.

Bueno, quizas esto no venia al punto, pero es que con esto de la desestimación del recurso contra la sgae me he puesto al tema, jejeje.

Bueno, lo dicho, yo creo que la sociedad juvenil española, es una sociedad que solo se preocupa en su diversión y su repercusiones actuales, no miran el futuro, como hacen otros paises.


Himar Mendoza Lorenzo

enrique dijo...

kike
hola a tod@s.

El articulo refleja dos temas distintos pero de actualidad mientras los jovenes españoles se preocupan por defender una forma de divertirse los jovenes franceses se preocupan por el contrato de su primer trabajo.
yo pienso al igual que otros compañeros que existen diferencias historicas entre los dos paises ya que nosotros hemos pasado de una dictadura( prohibicion) a una democracia (libertad) y no hemos tenido un termino medio; hemos pasado de un autoritarismo a en ocasiones un libertinaje, sin normas ni frenos. el problema del botellon es un problema de toda la sociedad que implica a todos ya que muchos padres no quieren ver como se divierten sus hijos.
Es necesario concienciar a los jovenes que el exceso de alcohol es perjudicial pero no se puede prohibir el botellon totalmente si no que habria que buscar otras alternativas como por ejemplo bajar el precio de las copas en los bares o crear sitios habilitados para ello para evitar molestias y suciedad, asi como practicar actividades alternativas(ocio nocturno).
con respecto a los jovenes franceses se emancipan antes que nosotros y por tanto se preocupan antes del tema del trabajo.
los jovenes españoles de hoy se preocupan por vivir el momento, divertirse al maximo sin pensar en un futuro y con la ley del minimo esfuerzo.
yo sugeriria menos critica hacia los jovenes e implicarnos todos para solucionar los problemas empezando por las autoridades padres y jovenes.

Santiago Miguelez Carbajo dijo...

Me parece sorprendente como la mentalidad de dos países tan cercanos, sea tan diferente. Mientras los jóvenes franceses se preocupan por su inmediato futuro laboral, los españoles solo piensan en el presente y en disfrutar del momento, sin importarles, como en este caso, las consecuencias en la salud que implica el excesivo consumo de alcohol.
Estoy totalmente de acuerdo con la autora en el origen del problema, siendo éste, el espectacular cambio que ha sufrido la sociedad española en los últimos 30 años; que, como bien dice el artículo, se ha pasado "de no permitir nada al prohibido prohibir". Creo que este problema está empezando a desarrollarse entre los jóvenes españoles pero que dentro de unos años el problema será mucho mayor, porque viendo como están los niños en la actualidad, es decir, su comportamiento (entre ellos y hacia los adultos), su forma de ser... la situación puede empeorar.
En mi opinión la solución podría ser que los adultos limiten a los jóvenes, y les hagan responsables de sus actuaciones, para que así éstos, establezcan su propio código de valores, que les permita adquirir ese cambio de mentalidad para que así puedan no solo disfrutar del presente sino también trabajar en el presente para tener un futuro mucho mejor
Por último, decir que aunque la solución la tengo clara, pienso que su aplicación es muy difícil, debido al gran cambio social que es necesario que se produzca. Nosotros como futuros maestros debemos poner nuestro pequeño granito de arena para intentar que este problema se solucione en un futuro próximo.

Santiago Miguélez Carbajo.

oscar rueda dijo...

hola a todo el mundo
despues de leer todas las opiniones, hay ideas que no comparto.pienso que los jovenes no son tan manejables y tan manipulabes como lo estais pintando. es cierto que toda informacion puede influir en las decisiones de una persona,pero de verdad creeis que puede llegar a cambiar las ideas y principios de la gente? yo no me lo creo( y si no es que no se tiene personalidad).la palabra manipulacion me resulta muy fuerte.
en cuanto a las manifestaciones de unos y de otros,deja claro las diferencias entre españoles y franceses. mientras nuestros vecinos se preocupan de temas prioritarios nosotros nos preocupamos por temas secunadarios o terciarios y no de lo verdaderamente importante...la verdad es que es triste la imagen que estamos proyectando al dar mas importancia al tema del botellon que a temas que nos van influir directamente en un futuro.Quiza sea por eso, lo vemos tan lejano, que pensamos que ya tendremos tiempo de preocuparnos de ello.
asi lo aprendi yo...

sara dijo...

En el artículo se comparan dos realidad de dos países, que son vecinos, pero esto no quiere decir que sean iguales.
Yoc reo que se nos pretende mostrar que la juventud francesa tiene unas aspiraciones mucho diferentes a las de los españoles, que mientras aqui solo nos preocupamos por la fiesta, allí se preocupan por algo más, por su futuro, si que es cierto que el botellón se está conviertiendo en una costumbre en nuestro país y a veces, somos un poco irresponsables por como terminan y esas cosas, pero creo que también somos jóvenes y tenemos derecho a disfrutar de la juventud y de estos años.

lucia dijo...

Tras leer este pequeño artículo, podría decantarme por la opinión española. El botellón es aceptado por los jóvenes españoles como una forma de divertirse y disfrutar de la compañía de todos sus amigos y a bajo coste. Sin embargo, los botellones deberían tener su espacio limitado dando la oportunidad de poder recoger todos los desperdicios sin necesidad de provocar desperfectos en los lugares donde tienen lugar.
En la metáfora de los 1000 espejos se comparan dos sociedades.Esta metáfora hace referencia a que hoy en día el "reflejo" de la sociedad gusta en un principio. No obstante, esta alegría, que ahora complace y es suficiente con el paso de los años, se transforma en desasosiego, debilidad y un día no muy lejano, resultará insuficiente.
Tenemos que aprender a tomar las decisiones acertadas aunque en un principio sean difíciles, poco a poco, confío, se conseguirá.

miguel dijo...

DE
VICTOR PARRILLA DEL RIO:

El articulo me ha parecido un poco ilógico; en España se han dado manifestaciones "pacíficas" por muchas otras cosas (ciere de empresas por ejemplo), y se pone de ejemplo el botellon, que es un tema aparte en el que también se por el derecho de las personas.

Eider Bozasurrutia dijo...

En primer lugar me gustaría sólo añadir un detalle: la sociedad española, entre los que también nos encontramos los jóvenes españoles, nos hemos manifestado por otras peticiones algo menos...frívolas. Imagino que podemos recordar las manifestaciones en varias capitales del país contra la guerra, contra la LOE, contra el terrorismo vasco... Este artículo nos deja en un lugar no demasiado bueno, y no es mentira, pero a veces también actuamos de forma más social.
Después de esta aclaración que me parecía importante, creo que el problema reside en que tras la etapa de prohibiciones que sufrió España, hemos evolucionado de manera drástica a todo lo contrario, confundiendo la autoridad con el autoritarismo. Los jóvenes, y digo más, los niños, ya no aceptan órdenes. Y los adultos han permitido esta situación, por dar a sus hijos la libertad que ellos echaban en falta, hasta ahora, que creen ver que se les va de las manos. Nuestras generaciones hemos crecido con unas comodidades que antes no existían, teniendo todo a mano, más o menos cuaqndo lo queríamos, sin advertir el trabajo que cuesta. Es algo como "quiero esto, y lo quiero ya" Evidentemente, no todo el mundo tiene unas circunstancias tan extremas, pero parece que es hacia lo que nos encaminamos. Esto hace que las mayores (SIGUE)

Eider Bozasurrutia dijo...

(CONTINUACIÓN)
Que las mayores preocupaciones de algunos jóvenes españoles no vayan más lejos que su ocio de fin de semana...Un ocio cuestionable, pero fácil, rápido, "divertido"...en fin, lo que muchos jóvenes españoles hemos aprendido de nuestra sociedad sin recriminaciones.

eZelChe dijo...

Buenas de nuevo, no se si ya me leera alguien pero quería comentar sobre lo discutido hoy en clase.

En primer lugar y como expresé en clase decir que no entendí la critica del profesor a la mayoría de los comentarios. Yo entiendo que tengas tu opinion sobre el tema, entiendo que pueda ser distinta a la mayoría de comentarios, pero de ahi a hacer una critica al contenido de estas opiniones, pues no lo entiendo, tu pediste que la gente reflexionara sobre el texto y eso ha hecho la gente. Ademas si la opinion es tan mayoritaria será porque se acerca bastante a la verdad, digo yo, no se... Creo que ninguno tenemos la verdad absoluta sobre las cosas.

Yo, a nivel personal, no critico que se compare un sector de la sociedad francesa con la española, lo que critico es que partiendo de hechos puntuales e indivduales - y ademas utilizando el pretexto de la coincidencia temporal, y no por semejanza de intereses o por otra similitus mas validad que la simple situacion temporal-, se realice una critica global hacia esos sectores. Me parece una actitud sectaria y bastante arriesgada. No son pocas las muestras de movilizacion y de respuesta de la Juventud del Estado español, por ejemplo: movilizaciones masivas contra la Guerra de Irak, movilizaciones masivas tras el 11 - M, acudida en masa a Galicia para limpiar las costas, movilizaciones masivas contra el terrorismo etarra (y no vasco como decia mi compañera anterior, ETA no representa una mierda al Pais vasco, es una vergüenza y un bochorno para el 95% de los vascos), con las manifestaciones contra la LOCE, Decretazo..., y si nos remontamos un poco mas atras en los años pues nos encontramos con Euskalduna y astilleros en general, con el "de entrada OTAN no", ... y demas.

Por lo tanto, creo que si se quieren realizar conjeturas a partir de casos individuales creo que se va a cometer siempre, o casi siempre, un error.

Ahora bien, esto no exime de la otra valoracion que se debe hacer del texto, y es olvidar la comparacion entre las juventudes y pensar que pasa en la Juventud española, analizar los porqués de los desparrames de alcohol en los fines de semana y la despreocupacion en otros temas mas basicos para nuestro desarrollo y crecimiento. Ahi si que los jovenes no debemos eximirnos de nuestra culpa, no debemos mirar hacia otros y culpar a otros, primero debemos mirar dentro de nosotros, debemos pensar si somos coherente con nuestros ideales, pensar si hacemos todo lo que podemos para mejorar nuestro futuro y el de nuestros futuros hijos, y una vez realicemos este ejercicio, ya si entrar a valorar aspectos externos a nosotros, que SEGURO que hay MIL que influyen en nuestra actitud pasiva en ciertos temas de la situacion politico-social actual, seguro. Pero primero en nosotros mismos.

Pues basicamente eso,

Un saludo

Ezequiel

alba dijo...

Después de reflexionar varios dias en clase sobre los comentarios realizados por mis compañeros, podría señalar una serie de ideas que intentaré plasmar a continuación.

En primer lugar,identificar la educación (formal o no formal) como la base de todas las inquietudes que pueden tener los jóvenes. Es decir,si desde nuestra sociedad se transmiten una serie de valores, preocupaciones o "que haceres", nuestros chavales sólo sabrán hacer esas cosas, me explico, si el sistema social en el que vivimos siembra una serie de elementos, actitudes..etc, recogerá eso que ha sembrado.

Ahora bien!!! por qué es tan importante el control sobre la masa, y por qué, llevarlo a cabo aún sabiendo que estamos cultivando "semillas" que no son las más adecuadas?
Considero que la principal diferencia entre estos dos paises tan cercanos viene dada por un seria de razones;el peso de la historia política y social,la educación, la cultura..etc.

Estos elementos han condicionado enormemente la evolución y el desarrollo de la juventud en Francia y España.Por ejemplo, en nuestro pais hemos pasado de un autoritarismo cerrado (vivido por nuestros padres y abuelos)a un libertinaje, !que no libertad! exacervada, quizá consecuencia del trato a nuestros antecesores, los cuales,han intentado transmitirnos a nosotros una forma de vida diferente a la que ha ellos les tocó vivir. El problema radica en que hemos pasado de un extremo a otro, nos hemos asentado a vivir comodamente esperando a que nos lo den todo hecho. Nos hemos acostumbrado a ello, y probablemente, en nuestra vecina Francia, no hayan pasado por esta etapa social (aunque seguro por otras mejores o peores)que haya desencadenado este "sedentarismo juvenil" para ciertos temas.
Probablememte, el desarrollo de la vida francesa demanda otra seria de actitudes que deberán desarrollar los jóvenes si no quieren salirse del "carro".

Para poder profundizar en el tema, tendríamos que acercarnos a la situación política e histórica por la que ha atravesado Francia en los últimos años.A la vista del artículo, lo que si parece claro, es que la juventud francesa, empujada por todo lo dicho anteriormente, parece alcanzar la "madurez" o empieza primero a preocuparse por su futuro que nosotros.

alba dijo...

Después de reflexionar varios dias en clase sobre los comentarios realizados por mis compañeros, podría señalar una serie de ideas que intentaré plasmar a continuación.

En primer lugar,identificar la educación (formal o no formal) como la base de todas las inquietudes que pueden tener los jóvenes. Es decir,si desde nuestra sociedad se transmiten una serie de valores, preocupaciones o "que haceres", nuestros chavales sólo sabrán hacer esas cosas, me explico, si el sistema social en el que vivimos siembra una serie de elementos, actitudes..etc, recogerá eso que ha sembrado.

Ahora bien!!! por qué es tan importante el control sobre la masa, y por qué, llevarlo a cabo aún sabiendo que estamos cultivando "semillas" que no son las más adecuadas?
Considero que la principal diferencia entre estos dos paises tan cercanos viene dada por un seria de razones;el peso de la historia política y social,la educación, la cultura..etc.

Estos elementos han condicionado enormemente la evolución y el desarrollo de la juventud en Francia y España.Por ejemplo, en nuestro pais hemos pasado de un autoritarismo cerrado (vivido por nuestros padres y abuelos)a un libertinaje, !que no libertad! exacervada, quizá consecuencia del trato a nuestros antecesores, los cuales,han intentado transmitirnos a nosotros una forma de vida diferente a la que ha ellos les tocó vivir. El problema radica en que hemos pasado de un extremo a otro, nos hemos asentado a vivir comodamente esperando a que nos lo den todo hecho. Nos hemos acostumbrado a ello, y probablemente, en nuestra vecina Francia, no hayan pasado por esta etapa social (aunque seguro por otras mejores o peores)que haya desencadenado este "sedentarismo juvenil" para ciertos temas.
Probablememte, el desarrollo de la vida francesa demanda otra seria de actitudes que deberán desarrollar los jóvenes si no quieren salirse del "carro".

Para poder profundizar en el tema, tendríamos que acercarnos a la situación política e histórica por la que ha atravesado Francia en los últimos años.A la vista del artículo, lo que si parece claro, es que la juventud francesa, empujada por todo lo dicho anteriormente, parece alcanzar la "madurez" o empieza primero a preocuparse por su futuro que nosotros.

Adolfito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adolfito dijo...

Buenas tardes.

Para Antonio Bañegil la conciencia es la capacidad de discernir entre el bien y el mal a partir de la cual se pueden juzgar los comportamientos por lo tanto la conciencia social sera...Tu lo has confundido con la historia y ya puestos a hablar de frases historicas me quedo con otra mas acorde al tema educativo de ese Corso traidor a la revolución francesa llamado Napoleón "Toda hora perdida en la juventud es una probabilidad de desgracia en el porvenir".
El sistema educativo frances y su cultura tienen problemas muy similares, paro, inmigración,...que el sistema educativo español y su cultura.

Antes de que me vaya por los cerros de Ubeda y me emocione a escribir sobre si habia o no habia borrachos con Franco,Si Francia es un gran pais,que si su cultura es muy diferente a la nuestra y demas cosas por estilo os recomiendo el ultimo enlace. Es un analisis del sistema educativo Frances junto a las características economicas, evolución historica,...haciendo algunas comparaciones con el Español, Italiano, Ingles y Aleman por Pierre- Louis Gathier. Que nos iluminara muchas sombras. Es interesante aunque un poco largo. 37 hojas creo.
Bueno chavales nos vemos.

http://www.sgci.mecd.es/fr/site/estudios_en_espana/equivalencia.htm (Sistema educativo frances y español hasta los 18 tacos)

http://international.enst-bretagne.fr/bienvenidos/estudios/sistema_educativo/ (universitario)

http://www.telegraph.co.uk/global/main.jhtml?xml=/global/2003/11/17/elgrecol17.xml (la diferencia entre una "grande ecole" y la universidad") en ingles pero es sencillo de entender.

http://www.pdf.obrasocial.comunicacions.com/es/esp/es18_c2_esp.pdf (Para saber un poco mas.)

Adolfo Abdelhamid Marrón

maite dijo...

Hoy en día, a los jóvenes se nos mete a todos en el mismo saco: bien sea un saco bueno y lleno de valores, o bien un saco “malvado”, perjudicial y que va a llevar a la sociedad a la destrucción y a la perdición. (todo esto, claro, en términos muy exagerados, o no?)
Quizá lo que más se eche de menos en la actualidad sean esas manifestaciones de los jóvenes por conseguir un poquito de libertad, esas manifestaciones con causa que tenían lugar en la época de nuestros padres. Pero como ahora se nos da todo bien cocidito, hecho y horneado. ¿Para qué molestarnos en conseguir nada? Para qué, si eso sería malgastar el tiempo que bien podríamos pasar tumbados en el sofá con la tele encendida viendo programas “basura”, y encima para más comodidad con el mando de la televisión en la mano…

Me parece muy interesante el artículo, el más auténtico de los tres que ahora mismo hay colgados en el blog. Además de que la metáfora es “multiaplicable”. Nos da a entender como dice el artículo que “los jóvenes españoles y franceses han encontrado en la sociedad los mil espejos que les devuelven reflejados lo que la sociedad es; pero ellos también son la sociedad que se refleja”. Creo que también nos da a entender que todo es según el color como se mire y como se actúe, si yo gruño me devolverán con un gruñido y si sonrío, me sonreirán.

Supongo que cada sociedad sea un mundo diferente, las habrá más autoritarias y más libres, democráticas en este caso. Quizá lo justo sería buscar un término medio, que sin olvidar valores, los aplique, que son dos cosas bien diferentes.
Ambos países (Francia y España) se preocupan por temas muy diferentes, que llevado a caso extremo pueden entenderse como tan diferentes que se convierten en contrarios u opuestos (diversión/trabajo). La manifestación de Francia se asemeja un poco a esas manifestaciones de lucha por derechos que tanto se anhelan, y es a lo que me refería antes.

Sobre el botellón decir que la búsqueda de un término medio es bastante imposible, las mentes y las opiniones son muy diferentes entre las generaciones: mientras la abuela quiere dormir por la noche, el nieto se quiere divertir en la plaza haciendo botellón porque bebe lo que quiere por muchísimo dinero menos que lo que le cuesta 2 copas en un pub. Si lo miramos por separado ambas partes tienen razón. Lo que pasa es que las borracheras no ayudan a que se recoja la calle llena de vasos y botellas, muchos jóvenes beben más de la cuenta y luego eso se refleja en la sociedad (accidentes de tráfico y otros “problemas” bastante preocupantes). Habilitar “lugares” para el botellón es hasta cierto punto algo ilógico para una ciudad que lo que quiere es prohibirlo.
Yo, en parte lo comparo con la piratería: ¿por qué piratea la gente los discos? Porque salen por un ojo de la cara. ¿Por qué hace la gente botellón? Entre otras razones, como ya he dicho antes porque beben más por menos dinero, y porque en un pub un par de copas sale carísimo (si hasta por un botellín de agua te piden 2 o 3 euros….)

Como para todo en esta vida, hace falta un poquito de diálogo; fomentar valores y llevarlos a cabo; dar ejemplo…. La juventud de hoy es el futuro de una sociedad del mañana, y aunque no sea homogénea, pararse a pensar qué es lo correcto, qué es lo que se debería hacer, qué es lo mejor y si se está haciendo algo mal lleva mucho tiempo. ¿Y qué queremos si en la sociedad que vivimos, el “dios” que nos guía es la prisa?

Mª Teresa Estepa Pastor, 2º magisterio musical