Páginas

30 abr. 2015

Busca hasta que los encuentres, está ahí, todos lo tenemos

En junio de 2005 la 114 promoción de la Universidad de Stanford presenció uno de los discursos más emotivos de Steve Jobs. Lejos de la pomposidad y extravagancias habituales en las presentaciones de los productos de Apple, Jobs mostró su faceta más humana y nos regaló un discurso sencillo, emotivo y lleno de humildad. 


El discurso, compuesto por tres historias que sintetizan la vida de Steve Jobs, muestra de manera simple algunas de las claves que permitieron a Steve Jobs alcanzar su éxito y que son fácilmente transferible a cualquier realidad. Por esto, tanto si lo habéis visto como si no, os recomiendo dedicar 15 minutos de vuestro tiempo para deleitaros con las pequeñas perlas de vida que en él se advierten, estoy seguro de que no os defraudará.

"No pierdan la fe. Tienen que encontrar qué es lo que aman... Así que sigan buscando hasta que lo hallen. No se conformen." (Jobs, 2005)